Es innegable que es ahora, en esta nueva década que empieza, cuando hay más conciencia climática para conseguir una sociedad ZEO -cero emisiones-. Gracias al activismo climático vivido el pasado 2019 y los últimos encuentros internacionales como el Foro de Davos o la COP25, el cambio climático ha captado la atención mediática necesaria para estar en boca de todos.

Y cuanto más se habla de un tema, más lejos y a más gente llega. La comunicación climática está siendo esencial a la hora de concienciar a la sociedad de la necesidad de actuar frente a la situación de emergencia climática que vivimos.

Aunque casi el 100% de la sociedad española crea que quiénes deben actuar para frenar el cambio climático son las empresas – pues son las máximas emisoras de los GEI-, lo cierto es que ellos también pueden contribuir. A través de las acciones y decisiones que tomamos es posible reducir nuestra huella de carbono y ayudar a conseguir una sociedad ZEO para 2050 (tal como recogen los compromisos de la mayoría de países del Acuerdo de París 2015).

1. El hogareño

Si algo tiene este perfil ecologista es que es ahorrador. Pasar más tiempo en casa puede ser una de las formas de reducir nuestra huella de carbono. “El hogareño” lo sabe y por eso no solo se queda en casa, sino que mantiene su vivienda en constante renovación para conseguir la máxima eficiencia energética y así reducir el consumo y las emisiones derivadas a la energía.

Lo primero que hace este tipo de perfil es buscar las diferentes opciones que tiene para pasarse a la energía limpia. Ya sea a través de la contratación de comercializadoras de energías renovables o bien con la instalación de sistemas que permiten más autonomía energética como las placas solares o sistemas de mini-hidráulica, “el hogareño” siempre busca el mayor ahorro de su hogar. Algo que sabe que hoy en día va asociado a un menor impacto ambiental.

Además de tener en cuenta el suministro energético, “el hogareño” siempre está pendiente del bienestar y el confort. Por eso siempre aplica e investiga los últimos avances en aislamiento:

  • Programa la calefacción y el aire acondicionado para optimizar la climatización y reducir el consumo. También apaga los electrodomésticos que podrían quedar en stand by como la televisión o el ordenador cuando se va a dormir.
  • Utiliza bombillas LED de bajo consumo e intenta renovar sus electrodomésticos por los de clase A. Evita el uso de electrodomésticos que consumen grandes cantidades de energía como calefactores o secadores de pelo.
  • Evita desplazarse de su vivienda para comprar ahorrando así, la huella de carbono derivada de los grandes establecimientos comerciales. También vigila que la compra online que realiza genere el menor número de emisiones posible. 

HUELLA DE CARBONO

El hogareño realiza pequeñas acciones en su hogar para reducir el coste económico de su consumo energético pero también su nivel de emisiones. Solo con haber cambiado su bombillas convencionales por unas LED consigue ahorrar en un año 30 kg de CO2. Gracias a la renovación de los antiguos electrodomésticos por unos más eficientes se ha evitado la emisión de 200 Kg y por contratar energía de orígenes renovables la reducción de huella de carbono asciende a 1.500 kg de CO2.

2. El realfooder cocinitas

El realfooder es un perfil ecologista muy vinculado también a la salud y el bienestar. Realfooders se hacen llamar toda una comunidad de individuos concienciados con su alimentación y con llevar una dieta lo más natural y sana posible. Los realfooders evitan los ultraprocesados y apuestan por el comercio de proximidad aunque en realidad también están combatiendo de forma directa el cambio climático.

La comida fresca y real, se encuentra en el mercado de toda la vida y se puede conseguir comprando a granel -con la consecuente reducción del uso de plásticos que ello conlleva-. Esta forma de comprar fomenta el desarrollo de la producción local y sostenible y el consumo de productos de kilómetro cero. Además, una de las bases del realfooding es llevar una dieta sostenible, reduciendo el consumo de carne y consumiendo productos lo más ecológicos posibles.

Un buen realfooder:

  • Huye de los procesados, y por lo tanto de todos aquellos productos envueltos en plástico.
  • Organiza su menú semanal para evitar el desperdicio alimentario (responsable del 8% de las emisiones de GEI que provocan el cambio climático).
  • Cocina de forma eficiente, haciendo uso de diferentes trucos y hábitos que reducen el gasto energético. Como por ejemplo cocinar con la olla cerrada, no introducir alimentos calientes en la nevera, reciclar, lavar los platos sin desperdiciar el agua…
  • Reduce su consumo de carne y alimentos de origen animal, y opta por aquellos con huella de carbono menor, como los derivados de la ganadería extensiva.

HUELLA DE CARBONO

El perfil realfooder muy probablemente será clave a la hora de salvar el planeta. A través de la alimentación podemos reducir enormemente la huella de carbono. Para producir una hamburguesa de ternera se generan 17 kg de CO2. Sustituyendo nuestra hamburguesa semanal por una de lentejas, tofu o seitán evitamos la emisión de 68 kg de CO2 al mes. Si eliminamos por completo el consumo de carne de nuestra dieta, estaríamos hablando de un ahorro de CO2 de casi 1000 kg al año. Por otros trucos realfooding como comprar en comercios de proximidad evitaríamos la emisión de 300 kg.

3. El eco viajero

Seguro que habéis escuchado muchas veces “Viajar en avión es lo más perjudicial para el cambio climático” y es bien cierto. El sector de la aviación civil contribuye al cambio climático con un 2% de las emisiones GEI mundiales. Según la Comisión Europea el nivel de emisiones de un solo vuelo de Londres a Nueva York, equivale a la huella de carbono generada por el uso de un calentador casero durante un año.

Frente a esta problemática, aparecen múltiples quejas por parte de organizaciones ecologistas y un nuevo perfil que podría ayudar de una forma muy sencilla a la lucha contra el cambio climático. El eco-viajero nunca se desplaza en avión. Es el típico perfil climático que pregona a los cuatro vientos que es posible viajar y conocer el mundo que nos rodea sin dejar un impacto negativo en el medio ambiente.

El Eco viajero tiene en cuenta todas las áreas que comprenden “un viaje” en las que puede actuar de forma directa para reducir su huella de carbono:

  • La más importante es asegurar el mínimo gasto y consumo de su hogar cuando viaja. Apaga todos los electrodomésticos y vacía su nevera para poder desconectarla.
  • Cuando viaja intenta coger siempre el transporte público, porque así evita las emisiones de viajar con un vehículo privado.
  • El eco viajero siempre tiene en cuenta la contratación de servicios de eco-turismo o turismo cero emisiones. Por eso solo se aloja en Eco hoteles y viaja con compañías que compensan sus emisiones de CO2 o come en restaurantes eco comprometidos.

HUELLA DE CARBONO

El viajero sabe que su decisión de hacer un turismo alternativo y consciente contribuye a la lucha frente al cambio climático. Solo por la decisión de no coger aviones transcontinentales consigue reducir hasta 3.000 kg de CO2 al año.

4. El activista

El activista es el perfil más dinámico en cuanto a difusión y la divulgación de la problemática del cambio climático. No solamente participa activamente a través de organizaciones y entidades ecologistas, sino también asiste a charlas y conferencias y a las movilizaciones por el clima organizadas por entidades como Fridays For Future. Podría ser un educador ambiental reprimido en el cuerpo de un jóven de 16 o un adulto que hace décadas que actúa para frenar el cambio climático.

El activista no tiene miedo a hablar de combustibles fósiles, energías renovables o emergencia climática en las cenas y comidas más “alegres”. Saca el tema cuando alguien habla de comprarse un coche nuevo o cambiarse de compañía de la luz, el activista salta para hablar del factor que debería influir más en su decisión: El cambio climático.

El activista convence hasta los más escépticos de la existencia del calentamiento global y la imperiosa necesidad de cumplir el Acuerdo de París 2015. Intenta concienciar a sus conocidos y amigos de la necesidad de tomar acciones y decisiones que nos ayuden a reducir nuestra huella de carbono en nuestra vida diaria. Siempre de una forma positiva y animada, nunca riñendo ni sermoneando a aquellos que aún no realizan acciones para frenar esta problemática.

Además, el perfil activista es el más enérgico en las redes sociales, las aprovecha como una herramienta para difundir la cultura ZEO:

  • El activista comparte publicaciones y noticias sobre cambio climático. Además se mantiene alerta en cuanto a la situación de la política internacional frente a esta problemática.
  • El activista es también participativo en las redes. Comenta y debate sobre la oportunidad que tienen las empresas de iniciar una transición ecológica, la oportunidad que tenemos nosotros como consumidores de reducir nuestra huella de carbono, la oportunidad que tienen las diferentes organizaciones y entidades financieras de participar en la transformación a un modelo económico más sostenible…
  • La característica más importante del activista es que predica con ejemplo en su vida diaria. El activista se desplaza por la ciudad en transporte público o moto eléctrica para reducir emisiones, compar en comercios de proximidad y conoce todas las etiquetas eccológicas válidas para considerar que un producto es sostenible. 

HUELLA DE CARBONO

El viajero sabe que su decisión de hacer un turismo alternativo y consciente contribuye a la lucha frente al cambio climático. Solo por la decisión de no coger aviones transcontinentales consigue reducir hasta 3.000 kg de CO2 al año.

5. El zerowaste

Ser zerowaste es mucho más que ser una persona que intenta reducir sus residuos o recicla de una forma correcta, ser #zerowaste es llevar un estilo de vida y promover una cultura que quiere acabar con el sistema de consumo actual. La cultura de “usar y tirar” no solamente perjudica en gran medida la fauna y la flora marina. Ya existen en el planeta islas enteras de plásticos en los océanos y kilómetros de basura hacinada en vertederos que tardará hasta 500 años en degradarse.

 El zerowaste sabe que la producción de plásticos, además de ser un problema para nuestros ecosistemas, es también un foco de emisiones. El plástico también genera CO2 durante su producción y el reciclaje y también metano -otro de los GEI que provocan el cambio climático-, durante el proceso de degradación.

Es por eso que un zerowaste que se precie, reduce su huella de carbono a través del consumo pero también en otras áreas como la moda, el transporte o la vivienda.

  • El #zerowaste en la alimentación es de lo más exigente. Evita comprar cualquier tipo de producto envasado con plásticos y busca siempre la opción a granel. Lleva sus propias bolsas de malla para la fruta y bolsas de tela para el supermercado. 
  • Evita las grandes superficies productoras de plásticos y apuesta por el comercio local y de proximidad. Este tipo de establecimientos tienen una huella de carbono hiper-reducida dado que solo ofertan productos km0 – cuya producción haya sido a menos de 100 km del punto de venta-.
  • Además ser zerowaste también es ser un poco manitas o DIY. A todos los productos que tenemos en desuso se les puede dar una segunda vida o al menos, alargarla para que no entren demasiado pronto en el circuito de reciclaje. Para un auténtico zerowaste unas botellas de plástico pueden ser macetas, un tejano desgastado puede convertirse en un útil delantal y es posible hacer todo tipo de obras decorativas para el hogar con pajitas, botones o latas.
  • El #zerowaste es por definición un consumidor de productos de segunda mano. Electrodomésticos, mobiliario, ropa, libros… Todos aquellos productos que la sociedad rechaza por su antiguedad son una reliquia para el zerowaste. Adquiriendo esos productos evita que acaben abandonados en vertederos y evita las emisiones derivadas de la producción de un artículo de consumo desde cero.
  • Una de las áreas más importantes para un #zerowaste real es la de la higiene. Apuesta por una higiene íntima sostenible y utiliza formatos de jabón natural o pasta de dientes libres de envases plásticos. En los productos de belleza también opta por los cosméticos sostenibles comercializados en packagings de cartón o materiales reciclados.

HUELLA DE CARBONO

El perfil zerowaste reduce su huella de carbono anual gracias a las pequeñas decisiones orientadas a generar el mínimo de residuos posibles y la reutilización. Por ejemplo, gracias a su decisión de comprar en comercios de proximidad evita la emisión de 300 kg de CO2 al año. También gracias a iniciativas para reducir o reutilizar sus residuos orgánicos como el bio compostaje o elaborar jabones y detergentes a base de aceite reciclado, puede reducir hasta 500 kg más su huella de carbono.

5. El pionero

El pionero es el perfil climático que siempre quiere estar a la última en los avances tecnológicos a favor de la sostenibilidad. Se compró un coche eléctrico poco después de que salieran los primeros modelos. Se mudó a una casa bioclimática cuando se descubrieron las capacidades aislantes y de eficiencia energética de estos edificios. Fue el primero del barrio en aprovechar la luz del sol para calentar el agua a través de placas solares térmicas.

El “pionero” conoce los últimos avances tecnológicos y científicos que se desarrollan a nivel local e internacional para conseguir una transición justa hacia una sociedad ZEO. Sabe que tras la COP25, la mayoría de países firmantes del Acuerdo de París 2015 se comprometieron a ser neutros en carbono para 2050. Y para él, la tecnología es la mejor arma para combatir el cambio climático y descarbonizar la economía.

El pionero siempre marca tendencia entre sus círculos sociales. Va a la última y lo hace por una buena razón: El planeta Tierra.

  • Conoce las últimas novedades de autoconsumo solar fotovoltaico e investiga cuáles son las más ZEO, y las más económicas para su bolsillo.
  • Esta al tanto de las construcciones e instalaciones que pueden favorecer la transición a la energía limpia; Como el gran parque de baterías de Tesla, la transformación del dique holandés Afsluitdijk en un parque de energías renovables o la monumental construcción del East Anglia One, que será capaz de proveer de energía eólica a más de medio millón de familias. 
  • También investiga las opciones de consumo más novedosas y las soluciones de habitaje más sostenibles. Tiene en su hogar instalado un sistema domótico que le permite controlar la ventilación y la climatización de su hogar a través de una app instalada en su móvil. 

HUELLA DE CARBONO

La huella de carbono del pionero es mínima. Gracias a haberse pasado a la movilidad eléctrica consigue reducir una media anual de 2.500 kg. Además, como se ha pasado al autoconsumo solar fotovoltaico y puede devolver a la Red Eléctrica la energía no consumida durante el día y recuperarla durante la noche, cada año está evitando la emisión de más de 1500 kg de CO2.

EL ZEO

El último perfil es el más común y más necesario a la vez, es el perfil en el que todos deberíamos convertirnos. Ser ZEO es conocer en profundidad las causas y las consecuencias que traerá la situación de emergencia climática que vivimos, y actuar activamente para revertir esta situación. Una persona #ZEO es un poco activista, porque intenta que los demás se sumen a la lucha frente al cambio climático, también es realfooding,  porque sabe que es bueno para su salud y conoce la huella de carbono real de la industria alimentaria. Pero también es zerowaste, porque hace años que recicla y lucha a diario para reducir el nivel de residuos que genera.

Pero además, el perfil ZEO es a la vez un pionero. Conoce las nuevas opciones que existen de movilidad eléctrica, vivienda sostenible y energía. También es cada vez más hogareño pero cuando viaja, lo hace de una forma que sea compatible con su objetivo de ser cada año un poco más ZEO.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO