Con la llegada del verano, se espera un incremento global de las temperaturas en la mayoría de países con un clima mediterráneo. Se trata de un aumento de calor que este año podría ser aún más notable, debido al calentamiento global perpetuado durante las últimas décadas.

Después de haber pasado un invierno y una primavera más cálidos de lo normal, el servicio Metéo France ya alerta de que este verano las temperaturas estarán por encima de las normales en todo el sur de Europa, sobre todo en el sud-este, donde la mayoría de regiones ya han experimentado condiciones de sequía esta primavera.

El pasado 2019, las olas de calor sucedidas en junio habrían sido 4ºC más frías si no hubiera habido un calentamiento global

Aparte de las elevadas temperaturas propias de la estación, está el riesgo de sufrir olas de calor a causa del cambio climático. Los datos revelan que el pasado 2019, las olas de calor sucedidas en junio habrían sido 4ºC más frías en una situación en la que no existiera el calentamiento global ocasionado por el hombre.

Ante esta situación, será necesario disponer en los hogares espacios climatizados, en los que podamos refugiarnos de las altas temperaturas. En este sentido, una de las opciones más cómodas que se presenta ante nosotros es el uso del aire acondicionado.

Un informe publicado por la Agencia Internacional de la Energía pronostica que para el 2050, el número de unidades de aire acondicionado en el mundo aumentará de 1.600 a 5.600 millones. Y ¿esta tecnología afecta al cambio climático? La respuesta es sí, pero veamos porqué.

1. Porque consume electricidad

Los aparatos de aire acondicionado (bombas de calor y enfriadoras) que hay disponibles en el mercado funcionan mayoritariamente con electricidad. Por lo tanto, para enfriar, tenemos que consumir electricidad.

 Para producir electricidad tenemos tecnologías renovables (solar, eólica, hidráulica…) que no tienen impacto sobre el cambio climático, pero hay una parte que se genera en centrales de carbón o gas, y por lo tanto si que tienen impacto sobre el cambio climático. Estamos viendo que los últimos años se van reduciendo las emisiones por kWh consumido, pero según la Oficina de Canvi Climàtic de Catalunya todavía tenemos valores de 241 gr de CO2 equivalente por cada kWh.

El día 23 de junio la electricidad tuvo una buena componente renovable con un 17,5% de solar fotovoltaica

Un dato esperanzador en este sentido es el hecho que durante el verano la solar fotovoltaica tiene mucho peso en la producción eléctrica, y esperemos que cada vez tenga más. En el gráfico que adjuntamos veréis que a las 14 h del día 23/6/2020 la electricidad tuvo una buena componente renovable, con un 17,5% de solar fotovoltaica.

Tecnologías de producción de la energía eléctrica para el 23/06/2020.

2. Porque utiliza gases refrigerantes

Las máquinas de aire acondicionado usan un gas refrigerante que es el que se encarga de enfriar el aire del interior a costa de calentar el aire exterior. Estos gases refrigerantes, también presentes en neveras y cámara frigoríficas, tienen un impacto de calentamiento global que puede llegar hasta 15000 veces el del CO2. Esto quiere decir que si tenemos una fuga de 1 kg de refrigerante será como haber emitido 15 toneladas de CO2. Para que tengáis una idea, a nivel global cada español emite 9 toneladas de CO2 al año de media.

Si nos aseguramos que el gas no sale del circuito, y que, en caso de reemplazo, se gestiona correctamente por el instalador, no hay ningún problema. Por eso será muy importante evitar fugas a toda costa, y esta preocupación también está presente para los circuitos de aire acondicionado de los coches.

3. Porque contribuye al efecto “isla de calor”

La tecnología de aire acondicionado, para funcionar, baja la temperatura interior, pero emite aire caliente al exterior.

En las ciudades nos encontramos con el efecto “isla de calor”. ¿Qué es? Supongamos que tenemos una ola de calor, y que la temperatura ambiente es de 30ºC. En la montaña está será nuestra temperatura ambiente, pero en las ciudades esto empeora.

Los asfaltos y zonas construidas se recalientan con la radiación solar, y hacen que la temperatura sea aún mayor. Si encima tenemos muchos aparatos de aire acondicionado soplando aire caliente, esto puede producir el efecto que localmente todavía sea mayor la temperatura.

Cuando esto sucede, lo que pasa es que todavía más gente se instala aire acondicionado, llegando a ser un pez que se muerde la cola.

Nuestras recomendaciones ZEO para el aire acondicionado

Una vez ya hemos visto cuáles son los impactos sobre el cambio climático de nuestros aparatos de aire acondicionado, veamos como podemos actuar para eliminar el impacto sobre el calentamiento global de estos aparatos.

 Lo primero que tenemos que conseguir es reducir al máximo la necesidad del aire acondicionado. Lo haremos evitando al máximo la entrada de calor en la vivienda o local:

  • Con aislamiento en las paredes
  • Cerrando las ventanas durante la hora de más calor.
  • Bajando persianas y toldos para que no entre el sol en casa
  • Ventilando y abriendo todas las ventanas en las horas nocturnas, cuando la temperatura es mas baja.
  • Usando ventiladores que muevan el aire. Esto implica una sensación de entre 2 y 5 ºC menos para nuestro cuerpo.

Cuando ya hayas hecho todas estas acciones, aún puede pasar que, en momentos de olas de calor, que ya incluyen noches tórridas en las que la temperatura no baja de 25ºC, sea inevitable el uso aire acondicionado para que podamos descansar cómodamente.

Si finalmente decides instalar un aparato de aire acondicionado…

Por lo tanto, tanto si ya tienes aparato de aire acondicionado como si estás pensando en instalártelo, sigue nuestras recomendaciones:

  • Prográmalo a una temperatura mínima de 25-26ºC
  • No pongas menos temperatura pensando que alcanzará antes la temperatura de consigna. La mayoría de aparatos no funcionan así, por lo que no único que se consigue es mayor consumo por llegar a consignas menores de temperatura.
  • Hazle un mantenimiento anual, de control de refrigerante y limpieza de filtros como mínimo, para asegurar que funciona eficientemente.
  • Cuando compres un aparato, busca siempre aquellos que son más eficientes, con niveles A+++ de etiqueta energética. Aunque pueden ser un poco más caros, luego consumen menos electricidad. Busca siempre la etiqueta energética.
  • Si quieres llegar a tener un aire acondicionado ZEO, lo que debes asegurar es que tu electricidad sea ZEO también. Contrata comercializadoras eléctricas que garanticen que la electricidad que suministran es 100% de origen renovable, y que por lo tanto emite 0 gr de CO2 por kWh consumido.
  • Puedes consultar la lista que elabora anualmente el Ministerio para la Transición Ecológica con los factores de emisión de todas ellas. Si el valor es cero, son comercializadoras ZEO.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO