Hace más de un año que la “Unió de Veïns de Bellaterra”, una asociación de vecinos de la urbanización residencial ubicada a unos 25 km de Barcelona, impulsa acciones ambientales enfocadas a la lucha contra el cambio climático y a mejorar la calidad de vida de sus vecinos.

Lo más destacado ha sido conseguir que en este corto plazo de tiempo más de 50 viviendas se pasen al autoconsumo solar fotovoltaico. Hace 4 meses empezaron las primeras instalaciones que facilitarán un suministro de energía 100% renovable a través de las placas solares fotovoltaicas instaladas en sus azoteas o jardines.

La asociación promovió la iniciativa Collectiu Solar entre los vecinos

La entidad vecinal promovió pasar al autoconsumo mediante el Col·lectiu Solar, una iniciativa de compra colectiva de placas solares. El movimiento social Col·lectiu Solar “ha conseguido normalizar la instalación de placas solares y ha impulsado la soberanía energética por toda  Cataluña ” asegura Sjoerd Gaastra, su presidente. 

Y es que Col·lectiu Solar abarata la compra de placas solares fotovoltaicas estableciendo grupos de compra por localizaciones. Cuando se apuntan un número determinado de casas, se cierra el colectivo y se hace el pedido masivo de placas solares. 

En el caso de Bellaterra, la difusión de este movimiento de compra colectiva y el respaldo por parte de la asociación vecinal, han permitido que ahora 50 vecinos hayan podido adquirir placas solares fotovoltaicas “a un coste de instalación cero” afirma Gaastra. 

El impulsor de Col·lectiu Solar asegura que gracias a este sistema, “en cuatro años, la inversión de 4.000€ – la mitad de lo que cuesta realizar una instalación de autoconsumo por cuenta propia-, no solo estará 100% amortizada, sino que a partir de entonces su coste será cero”

El presidente de la asociación vecinal, Josep Mª Riba, también se ha sumado a esta compra colectiva. “Con esta instalación espero reducir al menos a la mitad la factura eléctrica” asegura RIba. Y añade, “Investigaré qué compañía eléctrica renovable paga mejor el excedente de electricidad que suministraremos a la red”.

Además, gracias a la conexión a internet de la nueva instalación, es posible seguir y controlar todo el consumo eléctrico del hogar desde el ordenador. “Puedo hacer un seguimiento a tiempo real de la energía eléctrica producida por mis placas solares fotovoltaicas, frente a la demanda de mi vivienda”. “Esto me permitirá adaptar los hábitos de consumo buscando la máxima eficiencia energética” resumo Riba.

Además de estas 50 viviendas, se espera que el número ascienda en los próximos meses. Y es que el colectivo del Vallès Occidental, comarca a la que pertenece Bellaterra, ha sido reabierto en dos ocasiones debido a la alta demanda de instalaciones de esta urbanización y otros municipios y pueblos colindantes. De momento se han apuntado a esta compra colectiva 265 viviendas de toda la comarca.

La asociación de vecinos también lideró un proyecto para conocer la huella de carbono de Bellaterra

Aunque este no es el único proyecto de carácter ambiental que impulsa esta asociación vecinal. Hace unos meses los vecinos de Bellaterra pudieron conocer el nivel de dependencia del carbono de sus hogares gracias a un Estudio de investigación fruto de un convenio entre la Escola Tècnica Superior d’Arquitectura del Vallès (ETSAV) y la propia asociación de vecinos.

Durante 3 meses los alumnos del master Máster Universitario de Intervención Sostenible en el Medio Construido (MISMeC) visitaron 40 viviendas y edificios públicos de la urbanización y entrevistaron a sus usuarios, obteniendo datos e información para calcular el nivel de dependencia del CO2 – principal agente causante del cambio climático-, de Bellaterra. Junto con los resultados, los vecinos consiguieron una hoja de ruta para reducir su huella de carbono y optimizar los recursos disponibles. Este documento les permitirá reducir su huella de carbono y un considerable ahorro económico.

Con el proyecto Bellaterra + Sostenible 2030, Bellaterra quiere convertirse en una urbanización pionera en Cataluña

Tanto este estudio, como la iniciativa de promover 50 instalaciones de autoconsumo se enmarcan dentro de la iniciativa Bellaterra + Sostenible 2030. Un proyecto pionero con el que quiere reducir su huella de carbono y convertirse en la urbanización residencial  más ZEO -cero emisiones- y sostenible de Cataluña.

El proyecto recoge un conjunto de acciones, iniciativas y colaboraciones para afrontar la nueva situación de emergencia climática que vivimos y hacer su urbanización más eficiente y sostenible. Bellaterra + Sostenible 2030 es un proyecto pionero que están liderando los propios vecinos y que además “pretende ser un ejemplo a seguir para otras urbanizaciones y núcleos urbanos como el nuestro” aseguran desde la Junta directiva de la Unió de Veïns de Bellaterra.

El presidente, Josep Mª Riba defiende que “este proyecto es una oportunidad para que otros municipios y poblaciones se tomen ejemplo y empiecen a actuar para reducir su huella de carbono, nos encontramos en una situación de emergencia climática y el momento de actuar es ahora”. “Cambiar y adaptarnos no debería ser tan difícil teniendo en cuenta que la mayoría de acciones ZEO -cero emisiones-, son una inversión que nos permitirá ahorrarnos mucho dinero en un futuro” concluye Riba.

Una asociación de vecinos consigue que 50 viviendas se pasen al autoconsumo eléctrico

por | Ene 31, 2020 | Climatización, Energía, Hábitat | 0 comentarios

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO