El Gobierno central ha aprobado definitivamente el real decreto que regula las condiciones del autoconsumo de electricidad en los hogares españoles. Tener una regulación clara acabará con las trabas administrativas y facilitará que las comercializadoras más ZEO –cero emisiones-, se adapten a las demandas de las casas que tengan instalaciones de este tipo. Definitivamente producir nuestra propia energía ya es legal y se regula en España.

La compra colectiva de placas solares a precio reducido llega a España

Pese a las trabas administrativas que ha recibido el autoconsumo eléctrico en los últimos años, en España se han desarrollado múltiples iniciativas y movimientos sociales que están intentando normalizar la instalación de placas solares. Los llamados “grupos de compra colectiva fotovoltaica” llevan años funcionando en países como Holanda o Alemania; a España han llegado hace poco más de dos años.

Desde Madrid, el colectivo Oleada Solar promueve ya su tercera compra colectiva de placas: La III Oleada Solar. Durante un mes, abrirán el colectivo a otras 100 instalaciones fotovoltaicas residenciales a un precio un 30% más barato de lo que costaría realizar la instalación por cuenta propia. Hace poco la Organización de Consumidores de España (OCU) ha abierto su III Compra Colectiva de Kits fotovoltaicos que ya cuenta con más de 250 inscritos. En este caso el sistema de la OCU ofrece un 25% de descuento respecto al precio de mercado.

Quizá el caso más llamativo es el de Col·lectiu Solar, que ha conseguido que más de 1.700 hogares se pasen al autoconsumo eléctrico. El movimiento social originario de Girona “ha conseguido normalizar la instalación de placas solares en Cataluña”. El impulsor de la iniciativa Sjoerd Gaastra asegura que después de haber realizado sus instalaciones, empresas como Iberdrola tienen unas 15 demandas de paneles a la semana cuando antes las comandas eran mínimas.

El movimiento Col·lectiu Solar ha allanado el terreno ante el desconocimiento popular sobre esta forma de generar energía limpia. “La gente creía que era ilegal o que era demasiado caro. Ahora al ver que otras casas lo tienen, se animan cada vez más” ha asegurado Sjoerd Gaastra a Plataforma ZEO. Además, es importante tener en cuenta que con Col·lectiu Solar “el coste de la instalación para los hogares que se apunten es cero”.

Con la compra colectiva de placas solares se reduce un 40% el coste de instalación

Con la fórmula que propone Col·lectiu Solar, con la compra colectiva, la instalación de placas solares es un 40% más barata. Realizando grupos de compra de unas 300 casas se consigue reducir el precio a unos 4.000€ (frente a los 9.000€/10.000€ que costaría si realizas la compra por tu cuenta). El ahorro anual de la factura, que será de unos 700€ a 900€, recaudará en 4 años más de 3.500€. Por lo tanto, en 4 años la instalación no solo quedaría 100% amortizada, sino que habrá salido a coste cero.

Empresas y administraciones públicas españolas también se han sumado a la compra colectiva

Por su parte otras empresas como Hola Luz también se suma a este sistema ZEO con su primera compra colectiva en Avià. El primer caso de éxito de la compañía finalizó en marzo, con la instalación de autoconsumo de unos 30 hogares. También algunas administraciones públicas se han sumado a la iniciativa de compra colectiva de placas solares. Un ejemplo es el Ayuntamiento de Monachill en Granada, que en marzo abrió un primer colectivo para unas 25 instalaciones.

Las ventajas de pasarse al autoconsumo son muchas. La primera de ellas es dejar de pagar por la energía cuando ya es legal y posible auto producirla. La segunda tiene que ver con el cambio climático y con tener un consumo energético ZEO en los hogares. Para llegar a los objetivos del Acuerdo de París 2015 es necesario dejar de comprar electricidad a las comercializadoras, la mayoría, grandes emisoras de CO2 que obtienen la energía mediante la quema de combustibles fósiles.

¿Conseguirá España la transición al autoconsumo eléctrico?

Pese a que todo apunta a que el sistema de compra colectiva es el más asequible y fácil para la transición al autoconsumo, existen algunos problemas que pueden dificultar esta transformación.

1. La falta de profesionales instaladores podría ralentizar la transición al autoconsumo

Existe una falta de profesionales instaladores de placas solares. El hecho de que falte personal cualificado puede ralentizar esta transición. A la vez supone una oportunidad laboral para el mundo de los instaladores o la población activa.

2. Inseguridad con las tarifas de las comercializadoras para cubrir la energía restante

Habitualmente el Kit Fotovoltaico que se consigue con la compra colectiva va sin baterías. Las baterías aún no están en el punto más óptimo para su normalización y su precio, unos 6.000€, incrementa el precio de la instalación. Esto quiere decir que el usuario debe seguir conectado a la red eléctrica para poder tener energía durante la noche, cuando no produce.

Tarifa justa vs Vender y comprar tu energía a la red

Algunas compañías ofrecen una tarifa justa y reducida para el consumo energético que realizarás durante la noche. Aun así, ya hay en marcha un sistema que pretende convertir la red eléctrica nacional en una batería comunitaria donde todo el mundo podrá introducir y sacar su energía.

Esto quiere decir que, si durante el día tienes un excedente de producción con tus placas solares, este excedente entrará en la red pública y por la noche, cuando no produzcas energía, lo podrás volver a recuperar.

3. Dificultad a la hora de hacer instalaciones de autoconsumo en grandes ciudades

Los sistemas de compra colectiva en España parecen estar enfocados a la instalación de Kits solares fotovoltaicos en viviendas unifamiliares o casas adosadas. Como mínimo es necesario tener un tejado de unos 10m2 para poder montar la instalación. Esto dificultará la transición a la autonomía a las grandes urbes, que para tener un consumo energético ZEO deberán buscar comercializadoras con certificación de energía renovable.

El autoconsumo compartido: La solución para las grandes ciudades

Aun así, existe un sistema de producción de energía para grandes bloques de pisos: El autoconsumo compartido. La compañía Hola Luz realizó la primera instalación de este tipo en España, solo dos meses después de que el gobierno levantara su prohibición.

Desde agosto un bloque de pisos de Rubí, Barcelona, genera y produce su propia energía mediante placas solares instaladas en la terraza comunitaria del edificio. Para la energía restante, la comunidad de vecinos paga una tarifa mínima de luz pactada con la comercializadora. Gracias al autoconsumo los hogares de este bloque podrán ahorrar casi 500€ anuales en su factura de la luz.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (10 votes, average: 4,40 out of 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO