El año 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 21 de marzo como Día Internacional de los Bosques. Por este motivo, en un día tan señalado como este es importante concienciar a la sociedad sobre el papel de estos ecosistemas a la hora de combatir el cambio climático y la importancia de cuidarlos y preservarlos.

En 2015 la ONU publicó los OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE.

El OBJETIVO 15 tiene como finalidad: Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras, detener la pérdida de biodiversidad.

Ahora la ONU va más allá y para prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas de todo el mundo, ha declarado la Década para la Restauración de los Ecosistemas (2021-2030). Esta respuesta coordinada a nivel mundial ante la pérdida y degradación de los hábitats se centrará en desarrollar la voluntad y la capacidad políticas para restaurar la relación de los seres humanos con la naturaleza. Asimismo, se trata de una respuesta directa al aviso de la ciencia, tal y como se expresa en el Informe especial sobre cambio climático y tierra del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, a las decisiones adoptadas por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas en las convenciones de Río sobre cambio climático y biodiversidad y a la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación.

Bosques correctamente gestionados capturan CO2

En nuestro artículo sobre la capacidad de los bosques de ser excelentes sumideros de CO2, ya comentábamos la importancia de una correcta gestión de los mismos con el fin de optimizar la captura y el almacenamiento del CO2. Advertíamos que, si la gestión no es correcta, los bosques en lugar de capturar CO2 lo emiten, aumentando el desequilibrio de las emisiones y, por tanto, de las temperaturas. Esto conllevaría que, para lograr el equilibrio entre las emisiones y las capturas, deberíamos llevar a cabo otras estrategias.

Cuando el CO2 de la atmósfera aumenta, las plantas realizan más fotosíntesis y por lo tanto crecen más. Por eso el verdor de la tierra había aumentado en los últimos años. Pero en un estudio publicado en Science, codirigido por el profesor del CSIC en el CREAF Josep Peñuelas y el profesor Yongguan Zhang de la Universidad de Nanjin, se demuestra que el efecto fertilizante del exceso de CO2 sobre las plantas está mermando en todo el planeta, hasta un 50% desde 1982. Esta disminución se debe a la sequía y a la falta de nutrientes.

“La fórmula no tiene ningún misterio, las plantas para crecer necesitan CO2, agua y nutrientes. Por mucho que aumente el CO2, si los nutrientes y el agua no aumentan en paralelo, las plantas no podrán aprovechar el aumento de este gas”, explica Josep Peñuelas.

¿Sabías que…?

La capacidad de sumidero de CO2 de los bosques ha disminuido un 17% en los últimos 25 años y el agua que no aprovechan las plantas y que por lo tanto llega a los ríos, ha disminuido un 29%.

Si la gestión no es correcta, los bosques en lugar de capturar CO2 lo emiten.

La selva amazónica, el pulmón del planeta, sufrió un periodo de sequía grave entre el 2005 y el 2008, que se repitió en 2015. Esto provocó que la cuenca amazónica emitiera 270 millones de TM de CO2. Según un estudio del JPL-NASA, una sola temporada de sequía en el Amazonas puede reducir la captura de CO2 durante años.

«El ecosistema se ha vuelto tan vulnerable a estos eventos de sequía cálida y episódica que la zona puede cambiar de sumidero a fuente de carbono, dependiendo de la gravedad y de la extensión», según Sasaan Saatchi, director del estudio.

En nuestro país, la sequía del año 2016 dejó muchas hectáreas de bosque en precario, pero después de tres años seguidos de lluvias, muchas hectáreas “se han curado”. Esta recuperación total de los árboles sólo se puede alcanzar con la lluvia de unos años seguidos, si no los árboles morirán.

En este gráfico podemos ver las afectaciones de la sequía en los últimos años, siendo en los años 2012 y 2016 en los que los bosques sufrieron más por la falta de agua.

Los bosques producen la mitad de la lluvia que recibirán después, mediante la generación de agua que después transpiran y que se evapora condensándose en la atmósfera y cayendo posteriormente en forma de lluvia. Pero la sequía mata los árboles, se reducen las precipitaciones y por tanto aumentan las sequías y los incendios en un ciclo destructivo.

Según el Informe FORESTime, cambios de los servicios ecosistémicos de los bosques catalanes en los últimos 25 años, llevado a cabo por el CREAF – Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales -, la gestión forestal es la base imprescindible para mejorar la capacidad de los bosques de cara a la calidad de sus servicios ecosistémicos.

El rendimiento de los bosques está más condicionado por la gestión que por el cambio climático.

Veamos cuáles son estos servicios y su situación actual:

  • REGULAR LOS RECURSOS HÍDRICOS. Debido a la gestión forestal reciente y al crecimiento del bosque, este es el servicio que más se ha reducido, entre un 12% en los bosques del Pirineo y un 38% en los bosques de interior.
  • FRENAR LOS PROCESOS DE EROSIÓN Y DESERTIFICACIÓN. Es el servicio que más ha funcionado, con un aumento de la superficie no erosionada del 1’6%
  • REGULAR EL INTERCAMBIO DE GASES. La capacidad de captura del CO2 ha disminuido entre un 20% en los bosques de interior, un 16% en los costeros. En cambio, en los montañosos no ha sido perceptible.
  • PRODUCIR MADERA. El informe constata que la madera que se puede extraer sosteniblemente del bosque sin perjudicar los depósitos de carbono ha disminuido un 14’5% en los bosques de interior, un 8’2% en los costeros y un 1’2% en los montañosos.
  • FAVORECER LA CONSERVACIÓN DE LA BIODIVERSIDAD DE ESPECIES Y DE HÁBITATS. El Informe citado ha medido la producción de setas y la evolución del hábitat para la biodiversidad.

Todos estos servicios se ven afectados por los incendios forestales, la lluvia ácida, las sequías, las plagas y el tipo de gestión forestal.

Dependiendo del tipo de gestión que se lleve a cabo, se potenciará uno u otro servicio

Los resultados del Informe apuntan a que hay un balance entre el agua azul, la lluvia, y el resto de servicios. Si la gestión se encamina a incrementar el volumen de agua que llega a los acuíferos y los ríos, lo más probable es que el resto de servicios disminuyan.

Otra de las conclusiones del Informe es que hay una relación positiva y fuerte entre la capacidad de sumidero y la oferta de madera, ya que la capacidad de sumidero está directamente relacionada con el crecimiento de los árboles y, por tanto, con la oferta de madera.

Pero no es posible conseguir el equilibrio entre todos los servicios, no hay ninguna gestión forestal que pueda alcanzar la mejora de la provisión de todos los servicios a la vez.

Los investigadores han estudiado cuatro tipos de gestión:

  1. Continuar con la gestión actual
  2. Promover la producción de biomasa
  3. Almacenamiento de carbono
  4. Reducir la vulnerabilidad del bosque al cambio climático

Si se continúa con la gestión actual se potenciarán la mitigación y la erosión del suelo, pero se perderá el suministro de agua y, por lo tanto, los bosques serán más vulnerables enfrente sequías extremas e incendios.

Por lo tanto, hay que decidir entre una u otra gestión y el Informe FORESTime recomienda una gestión forestal que reduzca la vulnerabilidad del bosque.

“En un contexto en el que se espera que las perturbaciones aumenten en frecuencia y gravedad, este tipo de gestión emerge como una alternativa razonable para atenuar el riesgo de daños irreversibles, incluso si se reduce ligeramente la provisión de algunos servicios. ” Aitor Améztegui, uno de los autores del Informe.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO