El pasado 11 de junio se publicaba un artículo en La Vanguardia que alertaba: ”La Agencia Europea de Medio Ambiente concluye, de manera contundente, que España es el país europeo que más cantidad de gases invernadero ha emitido desde 1990”.

Datos alarmantes que vuelven a dejar en evidencia en España en cuanto a temas ambientales. La Agencia también afirma que ha habido un aumento del 75% entre 1990 y 2015, o sea, que en 2015 se emitieron 47,8 toneladas de C02 más que en 1990. Además, explica que estas emisiones tóxicas proceden de la quema de combustibles fósiles en plantas eléctricas, de la industria y de otros como los relacionados con los transportes.

En cuanto al resto de países más contaminantes, encontramos a Portugal, Irlanda, Chipre y Austria, en este orden. Por otra parte, en el lado opuesto, vemos Alemania y Reino Unido que han reducido las emisiones en 348,9 y 290 millones de toneladas en estos 25 años, respectivamente. En esta tabla de la Agencia Europea de Medio Ambiente se pueden observar de manera detallada todos los datos.

 

¿Por qué continúan creciendo las emisiones en España?

Según la Agencia, una de las razones por las que España produce estas emisiones tan elevadas es  el uso abusivo del carbón.

 

Cabe destacar que en España cada vez se utiliza más carbón, altamente contaminante, y aún, no se ve factible un cambio por alguna energía renovable.

 

Como ya quedó patente en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático de 2016 en Marrakech, España no está convencida de abandonar su trabajo con este mineral. Como mencionó Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital:

”No se contempla un plan de cierre de centrales, ya que no es una obligación comunitaria”

Esta actuación del Ministerio español se contrapone con la de algunos gobiernos europeos, como el alemán, el portugués, o el británico; que ya se están planteando el cierre de centrales de carbón. Asimismo, es importante decir que a las empresas eléctricas les interesa seguir explotando el carbón, debido a su bajo precio. También es debido al precio que tienen que pagar por los derechos de emisión: sólo entre 5 y 7 euros por cada tonelada emitida de CO2. Por lo tanto, es evidente que el tema económico es crucial en la parada del cambio climático, no interesa económicamente centrarse en el medio ambiente.

Acuerdo de París (2015)

Entre el novembre i el desembre de l’any 2015 es va redactar el conegut com Acord de París dintre de la Convenció de les Nacions Unides sobre el Canvi Climàtic. Un total de 193 països es van comprometre a combatre aquest gran problema, només el van refutar Nicaragua i Síria. Com a objectiu principal, la Unió Europea es proposà reduir en un 40% els gasos de tipus hivernacle de cara a l’any 2030. Sobretot insten a mitigar i reduir les emissions, mantenir l’augment de la temperatura per sota dels 2º i cooperar mundialment. L’Acord va entrar en vigor el novembre de 2016, però sorprenentment aquest mes de juny un altre país ha refutat participar-hi: Estats Units. Donald Trump ha dit que no a l’Acord al·legant als llocs de treball, proclama que aquest acord perjudicarà els treballadors estatunidencs i malbaratarà la economia del país.

Donald Trump: «El Acuerdo de París debilitará nuestra economía»

Hay que recordar que Estados Unidos es el segundo país que más gases, de tipo invernadero, emite detrás de China.

Países que mas contaminan:

  1. China
  2. Estados Unidos
  3. Países de la UE
  4. India
  5. Rusia
  6. Japón

Actualmente, mucha gente se pregunta qué pasará a raíz de la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París?

Pues tal vez se provoque un efecto dominó y otros países también quieran abandonar. Parece inverosímil pero Donald Trump admitió en su cuenta de Twitter que el cambio climático sólo era «un invento de China» y que, por supuesto, no firmará nada que no sea provechoso para los Estados Unidos. Por lo tanto, si el segundo país más contaminante del mundo no se ciñe al acuerdo, las emisiones tóxicas continuarán produciéndose y se creará un daño irreparable para la Tierra.

Efectos del cambio climático

Además de una subida considerable de la temperatura, podremos ver efectos inmediatos como sequías intensas, deshielos, desapariciones de flora y fauna, huracanes, tornados, etc. Incluso, podrán desaparecer regiones habitadas hoy en día, como las islas. Tal es nuestro antropocentrismo (creencia que afirma que el ser humano es superior al resto de especies) lo que no nos deja avanzar, que hay que recalcar a los más incrédulos que el ser humano también se vería afectado gravemente por el cambio climático. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 92% de la población mundial vive en lugares donde los niveles de contaminación en el aire exceden los límites. Unos 3 millones de muertes al año están relacionadas con la exposición a espacios contaminados.

España no trabaja suficiente

A finales de 2016, las ciudades más contaminantes del Estado, Barcelona y Madrid, proclamaron que era necesario crear medidas para intentar paliar el problema de la contaminación atmosférica. Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, fue la primera en reivindicarlo. El Área de Medio Ambiente y Movilidad presentó, en noviembre de 2016, un borrador de las 30 propuestas para mejorar el aire de la capital.

En marzo de 2017, se presentó oficialmente el plan con medidas como: priorizar los peatones, mejorar el servicio de bicicletas, limitación de velocidad e, incluso, prohibir la circulación de los vehículos más antiguos y contaminantes a partir de 2020. los protocolos más agresivos, limitar la circulación durante algunos días concretos, sólo se activan cuando los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) son superiores a los límites tóxicos perjudiciales para la salud.

En cuanto a Barcelona, Ada Colau quiere mejorar la situación, ya que la Ciudad Condal ha superado en varias ocasiones los límites de contaminación al aire establecidos por la Unión Europea y la OMS. Un estudio realizado por la Agencia de Salud de Barcelona concluye que el aire respirado en las estaciones de tráfico de Barcelona, durante el 2016, supera 1’3 veces los niveles normativos de la OMS. Además, afirma que el 95% de la población está potencialmente expuesto a niveles de material particulado superiores a los establecidos por la Organización. Por lo tanto, el gobierno barcelonés a finales de noviembre de 2016 impulsó un plan con 58 medidas para combatir la contaminación atmosférica.

Entre las acciones vemos: incentivar el transporte público, mejorar el servicio Bicing, prohibición de la circulación en las rondas de los vehículos más contaminantes durante episodios de alta contaminación, etc. Asimismo, Barcelona prevé una prohibición total al año 2020, esto será en los vehículos de gasolina matriculados antes de 2000 y en los vehículos diésel matriculados antes del 2006.

Para contrarrestar los problemas ocasionados, el Ayuntamiento de Barcelona quiere ofrecer viajes gratuitos, durante 3 años, a las personas que se comprometan a deshacerse de su coche; se lograría con la llamada ” tarjeta verde ”.

Como podemos ver, sólo dos ciudades están trabajando para luchar contra el cambio climático. Aunque sólo se centran en la contaminación del aire, ya sea por material particulado contaminante o por la emisión de dióxido de nitrógeno, están dando un paso adelante y hay que decir que siempre está bien cualquier iniciativa. Pero, esto no ha gustado a todo el mundo, los dos ayuntamientos han recibido infinitas quejas por esta iniciativa sobre la circulación. Es evidente que el cambio climático es una asignatura pendiente en este país, mientras que nuestros vecinos europeos ya lo están estudiando. Estocolmo, Helsinki, Oslo o Viena, ya prohíben el acceso al centro de la ciudad. En cuanto a París, la alcaldesa Anne Hidalgo, ha convertido su plan anti-polución en uno de los más importantes de su política.

Finalmente, es evidente que cualquier medida implica un despliegue económico importante, por lo tanto las ayudas económicas, tanto a entes públicos y privados, como a ciudadanos particulares; son muy necesarias. Es obvio que informando y ayudando a las personas respecto a este tema, se podrá conseguir rebajar las emisiones tóxicas.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO FAN
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO