Si se aplicaran las leyes de la física, nuestro globo terráqueo debería girar de forma perfecta sobre el eje invisible que une el Polo Norte y el Polo Sur. Pero la realidad no es así.

De manera natural, los polos geográficos —los extremos norte y sur del eje en torno al cual gira la Tierra— oscilan a lo largo del tiempo debido a pequeñas variaciones en la atracción de la Luna y el Sol y, potencialmente, al movimiento del núcleo y el manto de la Tierra.

Pero en el año 2016, un equipo de expertos de la NASA empezó a investigar y detectó una anomalía en el eje de rotación de la Tierra que no tenía que ver con estas variaciones naturales. Al parecer, en las últimas décadas el eje de rotación de la Tierra había estado oscilado constantemente, aunque esta alteración era muy pequeña.

En el mismo año, este mismo equipo de científicos publicó la investigación de este fenómeno en la revista Science Advances. El artículo demostró que el cambio climático era una de las causas de esta oscilación constante. La alteración que el calentamiento global provoca en la gran masa de agua y en las masas de hielo del planeta, estaba alterando la inclinación de nuestra Tierra.

El “movimiento polar” es el cambio del eje rotacional debido al deshielo de los polos

El deshielo de los polos genera cambios en la distribución del peso y como consecuencia de ello, el curso del Polo Norte y el movimiento del eje rotacional de la Tierra en relación a su corteza, estaban cambiando. Los expertos definieron este movimiento rotacional como el “movimiento polar”.

Según los expertos, la unión de tres fenómenos concretos desplaza el eje de rotación terrestre:

  • Pérdida de masa en Groenlandia: Al descongelarse parte de la corteza helada de Groenlandia su masa se ve alterada – se ha reducido-. Este fenómeno ha repercutido en la forma en la que se desplaza el eje de rotación terrestre.

  • El movimiento y el deshielo de los glaciares: Causan cambios significativos en la densidad de la gran masa de agua que envuelve la Tierra.

  • Las corrientes de convención del manto terrestre: Estas corrientes que se producen debido a la gravedad, son las encargadas de desplazar los continentes y placas litosféricas que se encuentran encima del manto. Además, también influyen en el movimiento polar.

Una nueva investigación confirma la responsabilidad del cambio climático y asegura que la inclinación se acelera

Una nueva investigación publicada este mes de abril de 2021 muestra que el cambio climático está acelerando de forma drástica la inclinación de nuestro planeta. La nueva investigación en la revista Geophysical Research Letters, sugiere que el calentamiento global de la Tierra causado por el ser humano y las extracciones subterráneas de agua en determinadas regiones, están modificando de forma substancial el eje de rotación de los polos.

Y no sólo eso, el estudio llega a la conclusión de que entre 1995 y 2020, la velocidad de movimiento de los polos ha aumentado unas 17 veces en comparación con la velocidad promedio entre el periodo de 1981 y 1995.

Según los expertos y las proyecciones realizadas por distintas variables, siendo el cambio climático la principal, el eje de rotación se inclina unos 10 centímetros al año. Esto quiere decir que en los últimos cien años se ha desplazado unos 10 metros.

La falta de agua también afecta a la rotación de los polos

Aunque los investigadores del estudio publicado en 2016 aseguraron que la mayor causa del desplazamiento de los polos era el deshielo de Groenlandia, descubrieron que los cambios en la cantidad de agua contenida en los continentes también podrían afectar al eje de rotación de los polos.

Según Surendra Adhikari y Erik Ivins, aunque la causa predominante sea el deshielo, el periodo de sequía que hace años invade Eurasia, también podría haber impulsado el movimiento del polo hacia el este.

Y es que un descenso significativo de la lluvia a lo largo del tiempo, provoca el desplazamiento de masa terrestre. De todas formas, los científicos no descartaron que este período de sequía podría ser cíclico: “Se trata de un fenómeno natural que caracteriza todas las series temporales de rotación de la Tierra desde 1899”.

En este sentido, los datos no son concluyentes con respecto si estos cambios climáticos son causados por el ser humano, pero todo apunta a que la “aceleración” de los mismos son resultado de la actividad humana.

Debemos tener en cuenta que al menos el 97% de la comunidad científica coincide en la existencia del cambio climático y su origen antropogénico. Según la teoría de los ciclos de Bond o ciclos climáticos de la Tierra, el clima fluctúa cada 1.500 años desde el Holoceno. Aun así, desde el inicio de la industrialización y la llegada de la economía fósil, estos cambios en el clima y en los ciclos climáticos naturales podrían haberse avanzado o acortado.

¿Cómo nos afecta esta inclinación del eje de rotación?

Aunque la comunidad científica aun está investigando los posibles efectos adversos de esta inclinación de la Tierra a largo plazo, ambas investigaciones apuntan a podría ocasionar cambios en el clima de la Tierra.

Debemos tener en cuenta que, durante el siglo XX, a causa del cambio climático, unas 7.500 giga toneladas de hielo se han derretido en Groenlandia. Eso equivale al peso de más de 20 millones de edificios del Empire State.

No obstante, por el momento el investigador Erik Ivins ha asegurado que esta inclinación no tendrá ninguna consecuencia negativa para el ser humano. Únicamente que, gracias a estos conocimientos, los científicos podrán distinguir entre el movimiento polar causado por la naturaleza y aquel causado por el hombre.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO