La fuente más importante de emisiones de CO2 a nivel mundial proviene del transporte de mercancías y personas. El impacto producido por este sector sobre el efecto invernadero y el cambio climático es tal, que sobrepasa el conjunto de las emisiones industriales. De hecho, en las grandes ciudades sin actividad industrial las emisiones de gases contaminantes originadas por el tráfico rodado llegan al 70% del total. Y esto se debe a que actualmente el 99% del sector del transporte privado a motor utiliza energía procedente de combustibles fósiles.

 

Es obvio, por tanto, que un cambio de paradigma hacia el vehículo eléctrico es, sin duda, la mejor solución a este problema.

 

Hoy en día los vehículos eléctricos de todo tipo (coches, motos y furgonetas) cuentan con prestaciones suficientes para cubrir las necesidades de movilidad diaria de la mayoría de la población, en los ámbitos urbanos e interurbanos.

Sus ventajas más destacables son el menor consumo energético, la no emisión de gases contaminantes a la atmósfera, y que la recarga de las baterías se puede hacer a partir de energías renovables (y a un precio muy económico).

 

Afortunadamente, la demanda y el interés por este tipo de vehículos es cada vez mayor; pero sin duda su compra efectiva en España es del todo insuficiente.

 

Según el informe “Un modelo de transporte descarbonizado para España en 2050” elaborado por la consultoría Monitor Deloitte, España tenía en 2015 una cifra equivalente a una cuota de mercado de ventas de coche eléctrico del 0,2%, muy por debajo de otros países europeos como Noruega (23%) u Holanda (10%).

 

Y para poder cumplir los objetivos de reducción de emisiones de CO2 que ha impuesto la Unión Europea, se necesitarían unos 300.000 coches eléctricos en 2020, entre 1,5 y 2 millones en 2025, unos 6 millones en 2030, y en 2040 ya no se podrían vender vehículos con motor de combustión interna.

 

 

Por ello, entendiendo que es necesaria la obtención de todo tipo de ayudas para impulsar este gran cambio hacia la expansión del vehículo eléctrico, desde Zero Emissions Objective hemos iniciado una campaña para conseguir una ampliación de los puntos de recarga públicos, que faciliten y normalicen el uso de estos vehículos.

 

ajudes al vehicle elèctric

Esta campaña parte de la elaboración de un informe sobre la situación actual y las previsiones a corto plazo de los puntos de recarga de acceso público, mediante la consulta a diversos Ayuntamientos de Cataluña, que nos permita conocer la situación real para llevar a cabo las acciones de impulso necesarias.

 

 

Las conclusiones del informe serán publicadas en un próximo artículo en nuestra web

 

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO