Según el estudio de las universidades de Harvard, Birminghan, Leicester y la University College de Londres, las emisiones de CO2 provocadas por la combustión de energías no renovables causaron 8 millones de muertes el año 2018 en todo el mundo, debido a las enfermedades respiratorias que provocan. Esta cifra supone el 18% del total de muertes, casi 1 de cada 5 de los habitantes del planeta. En España las muertes a causa de la contaminación atmosférica representan el 10,7% de las defunciones totales.

Otros problemas para la salud provocados por el cambio climático son que las alergias tienen una duración más larga y con más intensidad o la propagación de enfermedades transmitidas por mosquitos como el Zica y la malaria y los virus como el que ha provocado la pandemia actual.

Pero la afectación del exceso de emisiones de CO2 en la salud no se acaba aquí. Tenemos otra consecuencia tanto o más grave, la pérdida de nutrientes de las plantas. Debido a los altos niveles de CO2, a la sequía y al aumento de las temperaturas, las plantas pierden su capacidad de alimentar adecuadamente a la población, sobre todo en el caso de personas que no pueden o no quieren complementar los vegetales con alimentos de origen animal.

El profesor de epidemiología de la Universidad de Washington Adam Drewnowski, coautor de un estudio publicado en Science Advences, declara “El efecto podría ser devastador en los países que consumen arroz, en los que aproximadamente el 70% de las calorías y la mayoría los nutrientes provienen del arroz “. Según este estudio, si no se detienen las emisiones de CO2, a finales de siglo el arroz habrá perdido el 10% de sus proteínas, el contenido de hierro bajará un 8%, el de zinc un 5% y la concentración de vitaminas B1 Y B2 disminuirá entre un 10% y un 30%.

¿Porqué las plantas pierden nutrientes?

El elevado nivel de dióxido de carbono en la atmósfera, actualmente 415 partes por millón -350 partes por millón sería el ideal- provoca el desequilibrio climático actual y el calentamiento del planeta. Los árboles y las plantas responden a estas elevadas emisiones de CO2 aumentando la fotosíntesis y acumulando más carbohidratos en las hojas a la vez que pierden hidrógeno. Si hay más carbohidratos, las plantas sintetizan más metabolitos de base carbónica disminuyendo la concentración de proteínas y de nutrientes esenciales, como el hierro, el zinc o las vitaminas del grupo B. Es decir, las plantas reducen su capacidad de absorber los nitratos del suelo y convertirlos en compuestos orgánicos como las proteínas.

Según un informe del IPCC, este fenómeno puede afectar a la calidad nutritiva de la alimentación de más de 800 millones de personas, ya que la base alimentaria de esta población está constituida por el arroz y el trigo, dos de los cultivos más afectados por este fenómeno.

¿Sabías que…?

El exceso de CO2 provoca que las plantas tengan menos nutrientes.

800 millones de personas pueden sufrir las consecuencias en su alimentación.

El CO2 pone en peligro la salud de vegetarians y veganos.

¿Cuáles son los cultivos que pierden más nutrientes?

Depende del tipo de fotosíntesis que realicen.

  • Fotosíntesis del tipo C3 -la que produce moléculas con 3 carbonos-. Son los cultivos más afectados. Es el caso del arroz, el trigo, las patatas y la mayoría de frutas y hortalizas.
  • Fotosíntesis del tipo C4 -la que produce moléculas con 4 carbonos-. No están tan afectados. El maíz, por ejemplo.

Además, debemos tener en cuenta que, debido al uso intensivo de fertilizantes, los cultivos ya están creciendo más rápido, pero con menos nutrientes.

La revista Nature ha publicado un estudio en el que se prevé la pérdida de nutrientes de las plantas en el año 2050, si las emisiones no se paralizan.

  • El trigo que se cultivará en 2050 contendrá un 9,3% menos de zinc, un 5,1% menos de hierro y un 6,3% menos de proteínas.
  • El arroz aportará un 3,1% menos de zinc, un 5,2% menos de hierro y un 7,8% menos de proteínas. Además, las proporciones de vitaminas del grupo B disminuirán entre un 17% y un 30%.
  • El maíz contendrá un 5,2% menos de zinc, un 5,8% menos de hierro y un 4,6% menos de proteínas.
  • La soja será un 5,1% más pobre en zinc y un 4,1% en hierro. Aumentará ligeramente la proporción de proteína.

¿Qué consecuèncias tiene este fenómeno para la salud?

  • Desnutrición por la falta de proteínas, que se añade a la desnutrición ya existente.
  • Si disminuye el zinc: vulnerabilidad a las infecciones víricas y bacterianas, diarrea, pérdida de visión, llagas bucales y gástricas, trastornos cognitivos, etc.
  • Si lo que falta es el hierro: anemia, cansancio, pérdida de cabello, inmunidad debilitada.
  • Si se trata del selenio: déficit del sistema inmunitario, deterioro del sistema cognitivo, oxidación, etc.
  • Más epidemias de diabetes y obesidad porque el aumento de CO2 provoca un nivel más alto de azúcares en las plantas en detrimento de los otros nutrientes.

El biólogo molecular Irakli Loladze del Bryan College of Health Science de Lincoln, Nebraska (USA), que hace 20 años que estudia este fenómeno, declara: “Cada hoja y cada brizna de hierba en la tierra produce cada vez más azúcares a medida que los niveles de CO2 aumentan. Asistimos a la mayor inyección de hidratos de carbono en la biosfera de toda la historia humana; inyección que diluye otros nutrientes en nuestra cadena alimentaria “.

Loladze y un numeroso grupo de científicos de 13 países trabajaron durante 12 años analizando los datos de cuatro continentes. El estudio consistió en el análisis de las cosechas de trigo, maíz, sorgo, arroz, guisantes y soja. Previamente estos cultivos se habían rodeado por unas boquillas que emitían CO2 en una cantidad equivalente a la que se prevé para 2050.

¿A quién afectará esta pérdida de nutrientes de las plantas?

Para el científico DW Samuel Myers, director de la Alianza Planetaria para la Salud en Harvard, “los que más perderán son los países con menos ingresos”. “La pérdida de nutrientes es el problema más grande cuando se está al borde del déficit nutricional y se depende de los vegetales”.

La Alianza Planetaria para la Salud de Harvard es un consorcio de universidades, ONGs e instituciones gubernamentales que tiene como misión mantener la salud de la población, incluso en estado de emergencia climática.

Pero no sólo los países más pobres sufrirán este problema, una dieta variada puede ser inalcanzable para las poblaciones pobres de todos los países.

También afectará a la calidad alimentaria de la dieta de los vegetarianos y veganos que deberán reforzar el aporte de proteínas y los otros minerales y vitaminas.

Posibles soluciones al problema

  • Reducir las emisiones de CO2. El Acuerdo de París 2015 fija el 2050 como meta para llegar al balance neto de GEI.
  • Añadir frutas, verduras y otros alimentos ricos en proteínas a la dieta. Pero los países más afectados por este problema son los que no tienen accceso a menús más equilibrados.

Con el fin de librar de la ceguera a millones de ninos, se han conseguido nuevas variedades de arroz y de trigo, llamados dorados, que son ricos en vitamina A. También se ha desarrollado el arroz púrpura con más antioxidantes.

Pero estos avances no han estado exentos del debate sobre los transgénicos.

Por un lado, ONGs como Greenpeace abominan de estos cultivos y proclaman que la solución es que los millones de personas malnutridas tengan acceso a una agricultura ecológica que les proporcione más variedad de frutas y verduras.

Por otra parte, más de 100 premios Nobel firmaron una carta recordando que en 30 años no hay un solo dato que demuestre que sean nocivos para la salud o perjudiciales para el ecosistema.

Debemos tener en cuenta que el arroz dorado está libre de patente y no está vinculado a ninguna multinacional. Varios países, entre ellos Australia y Nueva Zelanda, ya han aprobado su cultivo.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO