Se acerca la Navidad, la época del año de mayor consumo: regalos, alimentación, adornos para la casa … También de desplazamientos para hacer las compras y de gasto energético, tanto en las viviendas como en las calles. Y al terminar las fiestas la generación de residuos aumenta considerablemente, envoltorios de los regalos, envases, etc. Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), de los 4 millones de toneladas de residuos anuales en España, el 30% se generan por las fiestas de Navidad.

En Navidad los residuos por persona aumentan en ½ kg. La media durante el año es de 1,5kg y en Navidad de 2kg. La mitad de estos residuos son envases y embalajes.

Todo ello hace que en esta época las emisiones de GEI aumenten. Por ello, queremos ver cómo podemos hacerle, también, un regalo al planeta reduciendo nuestra huella de carbono.

GASTO ENERGÉTICO

El gasto energético durante las fiestas de Navidad es mucho mayor que el resto del año. Las calles y los edificios tienen una iluminación especial, los comercios y los hogares también se decoran con luces, el gasto en calefacción se dispara.

Algunas medidas que podemos tomar para reducir la emisión de GEI son:

  • cambiar las bombillas tradicionales por bombillas LED
  • no tener todas las habitaciones iluminadas
  • regular el termostato de la calefacción (las personas ya emitimos temperatura suficiente)

DECORACIÓN DE NUESTRO HOGAR

El árbol de Navidad y el Pesebre son los protagonistas de la decoración navideña.

Si queremos poner un árbol de Navidad, la decisión es, ¿natural o artificial?

Hace unos años parecía que comprar un árbol artificial hacía que no se talares árboles y, por tanto, no se contribuía a la deforestación. Y, además, los artificiales se podían usar muchos años.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que generalmente los artificiales provienen de fabricantes asiáticos y por tanto el transporte hasta nuestro país es un emisor de GEI. Otro aspecto negativo es el del reciclaje, casi imposible. Por ello, si tenemos un árbol artificial no lo tiremos y decorémoslo con elementos naturales.

Pero desde los últimos años, los árboles naturales están protegidos por la reglamentación. Los árboles que se ponen a la venta deben llevar la correspondiente etiqueta de certificación que nos informa de su origen sostenible y de la plantación de la que procede.

Los árboles naturales son más sostenibles que los artificiales

Cuando las fiestas terminan, los ayuntamientos recogen los árboles y se hace compost para obtener abono. Por otra parte, por cada árbol vendido se planta otro en su lugar.

La tercera alternativa es el DIY (do it yourself), hacer nosotros el árbol de Navidad con materiales de uso cotidiano o con objetos reutilizados, pales, ramas secas, telas, etc. Nuestro árbol será original y personalizado. Hay muchos ejemplos en las redes que nos orientarán.

También podemos ser ZEO no adornando nuestro hogar con especies vegetales en peligro como el muérdago, el rusco, el acebo o el musgo, la recolección y venta de las cuales está regulada.

Podemos sustituir el musgo del Pesebre por hojas secas, arena, piedras, serrín, corteza triturada, papeles o trapos.

LAS COMIDAS

Las comidas de las fiestas de Navidad y Fin de año suelen ser una abundante demostración de gastronomía tradicional y foránea. Pero no hay que desperdiciar alimentos, muchos vuelven a la cocina y se acaban tirando.

El Estado español es el séptimo país europeo que más comida desperdicia

Nuestra huella ecológica se puede reducir mucho si tenemos en cuenta varios consejos:

  • Planificar los menús para no comprar más de lo que podremos comer
  • Comprar productos de proximidad y con etiqueta ecológica
  • No adquirir productos con muchos embalajes. Mejor vidrio que plástico o aluminio
  • Apostar por las verduras y frutas de temporada
  • Evitar productos emisores de GEI, como la carne de ganadería intensiva
  • No consumir especies amenazadas, como el atún rojo, el rodaballo, etc.
  • Servir raciones pequeñas
  • Reaprovechar las sobras

También debemos decantarnos por no usar manteles, vajillas, vasos, copas y cubiertos desechables.

En cuanto al servicio de mesa, las alternativas que tenemos si no queremos lavar platos son:

  • Los plásticos de un solo uso. Según los datos de la Unión Europea, suponen el 50% de los residuos plásticos que encontramos en el mar.
  • Productos con la etiqueta de “biodegradable”. El periodo de biodegradación puede variar mucho, realmente no se protege el medio ambiente si el proceso es largo. Se deben tirar en el contenedor marrón, excepto platos y vasos de papel biodegradable que se deben tirar en el contenedor azul.
  • Productos compostables. No todas las plantas de tratamiento de residuos orgánicos pueden garantizar el tratamiento adecuado de todos los productos etiquetados como compostables. Van al contenedor marrón.

La entidad certificadora TÜV Austria-Vinçotte, de acuerdo a las normativas europeas sobre biodegradabilidad de plásticos (como la EN 14987 o la ASTM D7081) y la ISO 17556, y de compostaje (EN 14995 y la EN 13432), ha impulsado los sistemas de certificación que nos indican la biodegradabilidad y el tipo de compostaje adecuado para cada producto.

OK BIODEGRADABLE

Certifica la biodegradabilidad en medio marino (el 90% de la masa total del producto se debe biodegradarse en seis meses), agua dulce (90% de biodegradabilidad en cincuenta y seis días) y suelo (90% de biodegradabilidad en dos años).

OK COMPOST

INDUSTRIAL, materiales a compostar en una planta de compostaje.

HOME, materiales que no requieren temperaturas tan elevadas y en lugar de tratarse en las plantas de compostaje se pueden compostar en casa o en compostadores comunitarios.

Por lo tanto, lo mejor para reducir los residuos es:

  1. Elegir envases y productos de vidrio reutilizables o retornables
  2. Optar por envases y productos de plástico reutilizable
  3. Si necesariamente debemos consumir productos y envases de un solo uso, priorizar los compostables con el sello OK Compost.

LOS REGALOS

Si reflexionamos antes de comprar los regalos de Navidad y Reyes podemos reducir mucho nuestras emisiones de GEI de estas fechas.

Muchos regalos terminan en el punto limpio, en el mejor de los casos, por eso, antes de comprar nos podemos preguntar:

  • ¿Es mejor un regalo material o inmaterial?
  • ¿Podríamos hacer un regalo conjunto para toda la familia?
  • ¿Es útil realmente lo que queremos regalar?
  • ¿El proceso de producción del producto ha sido respetuoso con el medio ambiente y con los trabajadores?
  • ¿Podemos conectar el aparato a la red o va con pilas?
  • ¿Hay que envolver los regalos con papel nuevo o podemos reutilizar papeles o cajas?

Los regalos deberían ser reciclados, solidarios y respetuosos con el medio ambiente

Podemos regalar actividades culturales, deportivas o educativas. O contribuciones a una ONG. O bien podemos encontrar tiendas, ferias y mercados solidarios de consumo responsable y de comercio justo.

También podemos aprovechar estas fechas para hacer un regalo que ayude a llevar una vida más ZEO, productos zero waste, bolsas para la compra, botella de agua reutilizable, etc. En cuanto a los niños, adquirir juguetes de artesanía local, de materiales naturales y renovables que contribuyen a la conservación del medio ambiente.

Los papeles generalmente utilizados para envolver los regalos de estas fechas son los que más contaminan. No están hechos de papel, o no sólo, y contienen pigmentos químicos que imposibilitan su reciclaje.

Cuando compremos regalos es fundamental pedir que no nos los envuelvan

Si queremos envolver los regalos hagámoslo con papeles certificados ecológicamente que nos aseguran su fabricación sostenible y el correcto reciclaje posterior.

Podemos elegir entre:

  • Papel reutilizable
  • Telas
  • Cajas recicladas o de origami, hechas por nosotros
  • Papel de periódico
  • Papel kraft, obtenido a partir del reciclaje de otros papeles

Para decorar los paquetes podemos utilizar elementos naturales que podemos recoger del bosque, piñas u hojas secas.

Desde la Plataforma ZEO te proponemos hacer, también, un regalo al planeta pensando en el impacto ambiental que tendrán nuestras acciones y a la vez educando a nuestros hijos en que el consumismo, agravado en estas fechas, puede ser positivo si no contribuye al deterioro de nuestro planeta.

¡FELIZ NAVIDAD ZEO!

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO