Durante seis meses la urbanización de Bellaterra, ubicada a unos 25 kilómetros de Barcelona, ha sido observada con lupa en materia medioambiental. El pasado marzo de 2019 su asociación vecinal, la Unió de Veïns de Bellaterra, firmó un convenio de colaboración con la Escuela Superior Técnica de Arquitectura del Vallès (ETSAV) para que los alumnos del Máster Universitario en Intervención Sostenible en el Medio Construido (MISMeC), pudieran llevar a cabo un Estudio sobre el nivel de Dependencia del Carbono de Bellaterra.

Los resultados de este estudio, en el que participaron 40 edificios de Bellaterra, se presentaron durante un acto especial en el que la conclusión más destacada fue “Bellaterra, sí puede reducir emisiones”. Según el estudio, la huella de carbono de cada vecino de esta urbanización es de 6,6 toneladas de CO2 al año. Una cifra por encima de la media española (5,7 Toneladas) pero por debajo de la media Europea (8,4 toneladas).

Para la realización de este estudio, los alumnos de la ETSAV han analizado diferentes áreas relacionadas con la eficiencia energética, la alimentación, la movilidad o bien la gestión de residuos, para poder tener una media de las emisiones que genera cada habitante de Bellaterra durante un año.

Las ciudades descentralizadas y de baja densidad también pueden ser sostenibles

Pere Fuertes

Subdirector, ETSAV

¿Cómo podrían reducir los habitantes de Bellaterra sus emisiones de CO2?

El Estudio de dependencia del Carbono de Bellaterra propone un conjunto de acciones para conseguir reducir en menor o mayor medida la huella de carbono de sus habitantes. Llevando a cabo un conjunto de acciones pequeñas o medianas, como disminuir el consumo de carne, reorganizar el consumo energético de la vivienda o hacer compostaje, los vecinos de Bellaterra podrían llegar a un primer escenario donde conseguirían reducir un 26% sus emisiones. Llevando a cabo otras acciones o cambios más estructurales como poner placas solares, ser vegetarianos o eliminar los viajes en avión, podrían llegar a un segundo escenario dónde podrían reducir hasta un 67% su huella de carbono.

Durante el acto de presentación de estos resultados, el subdirector de la ETSAV, Pere Fuertes, afirmó que Bellaterra podría conseguir reducir su huella de carbono un 67%. “Las ciudades descentralizadas y de baja densidad también pueden ser sostenibles” aseguraba Fuertes haciendo referencia a las características urbanísticas de Bellaterra. “Tenemos que entender que no podemos adaptar soluciones para reducir la huella de carbono propias de grandes núcleos urbanos y centralizados a localidades totalmente diferentes” añadía Fuertes.

 

Por eso son importantes estudios como el de los alumnos de MICMec, porque permiten realizar un análisis de las características y peculiaridades de cada uno de los territorios, para así poder obtener una hoja de ruta y propuestas de acciones mucho más efectivas.

Bellaterra + Sostenible 2030

Pero esta no es la única acción que la urbanización de Bellaterra ha realizado en materia medioambiental. Des de hace años, la Unió de Veïns de Bellaterra, ha impulsado unilateralmente e independientemente el proyecto Bellaterra + Sostenible 2030. Un proyecto/modelo pionero con el que quiere reducir su huella de carbono y convertirse en la urbanización más ZEO -cero emisiones- y sostenible de Cataluña.

El proyecto recoge un conjunto de acciones, iniciativas y colaboraciones para afrontar la nueva situación de emergencia climática que vivimos y hacer su urbanización más eficiente y sostenible. Bellaterra + Sostenible 2030 es un proyecto pionero que están liderando los propios vecinos y que además “pretende ser un ejemplo a seguir para otras urbanizaciones y núcleos urbanos como el nuestro” aseguran des de la Junta directiva de la Unió de Veïns de Bellaterra.

Y es que además de este estudio para evaluar el nivel de dependencia del CO2, la entidad vecinal ha promovido el autoconsumo fotovoltaico y la soberanía energética entre sus habitantes a través de la iniciativa Col·lectiu Solar, una iniciativa de comprar colectiva de placas solares.

 

La difusión de este movimiento de compra colectiva y el respaldo por parte de la asociación vecinal, han permitido que ahora 50 vecinos hayan podido adquirir placas solares fotovoltaicas “a un coste de instalación cero”. El impulsor de Col·lectiu Solar, Sjoerd Gaastra, asegura que gracias a este sistema “en cuatro años, la inversión de 4.000€ – la mitad de lo que cuesta realizar una instalación de autoconsumo por cuenta propia-, no solo estará 100% amortizada, sino que habrá salido a coste cero”.

Proyecto Parc del Torrent de la Bonaigua: Un eje verde en Bellaterra

Además de iniciativas para una mejor eficiencia energética o la reducción de la huella de carbono, Bellaterra + Sostenible 2030 también comprende ideas o acciones para mejorar la calidad de vida de sus vecinos y su seguridad. Es por eso que desde hace 2 años está impulsando el proyecto del Parque del Torrent de la Bonaigua, una iniciativa urbanística para crear un eje verde que cruce Bellaterra de Norte a Sur.

El proyecto del Parc del Torrent de la Bonaigua reduciría los desplazamientos en coche dentro de Bellaterra

En noviembre del 2018 presentaron a los vecinos este proyecto que pretende “facilitar una movilidad más sostenible para desplazarse por la ciudad, una movilidad más segura para los escolares y una zona verde para practicar deporte” aseguraba el presidente de la Unió de Veïns de Bellaterra, Josep Mª Riba, durante el acto.

“Aprovechando el trazado del antiguo torrente de agua, este proyecto urbanístico conectaría varios barrios con las diferentes escuelas de Bellaterra, separando así a los escolares de los caminos habituales de circulación de automóviles -que puede ascender a más de 1.000 vehículos diarios-” recordaba Riba.

La creación de este eje verde, reduciría también los desplazamientos interurbanos dentro de la urbanización. “Por las características de Bellaterra los vecinos necesitan desplazarse en coche para su movilidad interurbana y diaria. Como por ejemplo para ir al centro a comprar o a el Club deportivo, o bien para llevar a los niños a las escuelas” añadió Albert Salazar, el arquitecto de Bellaterra que ideó el proyecto.

Además de estas acciones más técnicas, la Unió de Veïns de Bellaterra también ha promovido la conciencia climática entre sus vecinos a un nivel más cotidiano y vinculado al mundo del reciclaje y la economía circular. Es por eso que organizó junto con la PlataformaZEO una recogida de residuos en Bellaterra en la que participaron más de 40 vecinos y consiguieron limpiar el bosque de 270 kilos de basura.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO