Después de un año marcado por la pandemia de la COVID-19, este 2021 podremos volver a disfrutar de un verano sin restricciones de movilidad. Aunque deberemos seguir utilizando la mascarilla y limitando las reuniones al mínimo de personas establecido por el Ministerio de Sanidad, será momento de aprovechar el sol y el tiempo veraniego.

Es importante tener en cuenta el destino qué elegiremos para las vacaciones, así como con qué vehículo nos desplazaremos para disfrutar de un día de playa.

Y es que, durante el verano, aunque se reducen las emisiones GEI vinculadas a la producción y la industria, aumenta la huella de carbono relacionada con la movilidad y el consumo.

Desde Plataforma ZEO creemos que no hay mejor forma para disfrutar de este primer verano de “libertad” que llevando a cabo un consumo responsable y sostenible. Es importante apostar por la economía circular, la alimentación de km0 o la movilidad eléctrica, pero también por un consumo de moda circular y sostenible.

La industria de la moda es responsable del 10% de las emisiones GEI

Actualmente, la industria de la moda es responsable del 10% de las emisiones GEI que provocan el cambio climático y del 20% de la huella hídrica del planeta. Además, los estudios aseguran que un 35% de las microfibras que contaminan nuestros océanos procede de elementos textiles. Las prendas fabricadas con tejidos sintéticos como el poliéster, desprenden estas substancias nocivas para la fauna y flora marina, al ser lavadas.

Desde hace años, la industria textil utiliza compuestos tóxicos para sus procesos de tinte e hilatura, que además de afectar al medio ambiente, comprometen la salud de los trabajadores de las fábricas. La mayoría de ocasiones, estos residuos químicos no son tratados correctamente y acaban siendo vertidos a los océanos.

Durante la última década, en China, India y Bangladesh las autoridades han hecho saltar las alarmas debido al hallazgo de numerosos contaminantes como el antimonio.

Cada año se producen 80.000 millones de prendas nuevas

Se estima que cada año se generan alrededor de 80.000 millones de prendas nuevas bajo el sistema de producción fast fashion. La mayoría de ellas no durarán más de un año y serán desechadas y abandonadas en vertederos provocando un grave problema de contaminación ambiental.

Para lograr una sociedad más sostenible, capaz de hacer frente a la emergencia climática, es fundamental cambiar nuestra forma de consumir moda. Existen algunas acciones y cambios que podemos realizar este verano para lograr un armario ZEO (cero emisiones).

1. Reduce al máximo tus compras por internet

Comprar por internet es fácil y barato, pero al final sale caro para el planeta. En los últimos años, la compra online ha aumentado y con ello, la huella de carbono vinculada al reparto y los sistemas de transporte implicados.

Un estudio elaborado por The Kernel, calcula que realizar 25 pedidos individuales por Internet contamina tanto o más que una visita en coche privado a un centro comercial. Aunque muchos ecommerces compensen sus emisiones globales con proyectos de reforestación o energías renovables, sigue siendo una huella de carbono innecesaria.

Además, el sistema de tarifa plana de envío es totalmente incompatible con la lucha climática. Algunas plataformas como Amazon Premium permiten ahorrar durante un año los gastos de envío, sin necesidad de compras mínimas. Esta tendencia de negocio genera un exceso de pequeños pedidos y un mayor número de emisiones vinculadas al transporte.

Son emisiones que podrían reducirse drásticamente si los productos se agrupasen en un único pedido.

2. Apuesta por marcas de ropa de baño: circulares o sostenibles

En la última década, las marcas de moda de baño han empezado a apostar por la sostenibilidad y la circularidad con colecciones de bajo impacto medioambiental. Utilizan fibras orgánicas, biodegradables y diseñan colecciones waste to wear, fabricadas a partir de la reutilización de residuos plásticos.

Algunas de ellas, llevan el compromiso medioambiental en su ADN y además de los tejidos, destinan parte de sus fondos a contribuir a la recuperación de los océanos.

Aquí te dejamos algunas marcas de ropa de baño sostenible y españolas:

  1. Ilovebelove
  2. Cabuya
  3. Swim Against
  4. All Sisters
  5. Reset Priority
  6. Suroswimwear
  7. Now_Then

3. Compra ropa de segunda mano

En 2019, un estudio de la consultora Micolet descubrió que un 38% de consumidores compran ropa de segunda mano. Bien sea a través de tiendas físicas o en plataformas digitales, cada día un mayor número de personas apuestan por este sistema de compra circular.

Este mercado siempre había sido estigmatizado, al estar basado en el consumo de prendas que ya han sido vestidas por otras personas. Aun así, poco a poco, se tiene más en cuenta el componente circular y sostenible del mismo, y el hecho de dar una segunda vida a las prendas.

Además, algunas personas recuperan prendas de segunda mano para rediseñarlas a través del upcycling o el DiY (Do it Yourself).

4. Abandona el fast fashion

El actual sistema de consumo de moda está basado mayoritariamente en el fast fashion o moda rápida.

Un sistema de producción y consumo que supone un problema ambiental que amenaza al planeta desde sus inicios en la década de los 80. Este modelo de negocio que ahora siguen la mayoría de marcas del sector retail, basa su producción en incrementar el número de colecciones anuales para satisfacer las demandas del consumidor y así vender más.

Las tendencias que emergen en las pasarelas, llegan a las tiendas y a los armarios de los consumidores en forma de prendas low cost. Después del lanzamiento de una nueva colección, acaban siendo desechadas en la basura. Para abaratar el coste final del producto, se utilizan fibras sintéticas mucho más sensibles al desgaste y mucho más contaminantes.

Con el fast fashion, el ciclo de vida útil de la ropa se reduce y ahora mismo, lo que necesitamos es alargar la vida de la ropa y apostar por la economía circular.

5. Compra según tus gustos: ¡No te dejes llevar por la corriente!

 

Los gigantes de la moda como Inditex, Mango o H&M son los que dictan las tendencias de moda mayoritarias en la actualidad. Aunque toman sus ideas de las pasarelas, producen de forma masiva y a bajo precio.

Esto hace que las personas puedan llegar a sentir cierta presión por vestir o comprar diferentes marcas de ropa o prendas para “estar a la moda” y encajar en la sociedad.

Lo mismo sucede con los Influencers o personas influyentes que recomiendan la compra o promocionan ciertos productos o prendas. Estos famosos generan en los usuarios que los siguen, la necesidad de comprar una prenda que realmente no necesitan.

Por este motivo, desde Plataforma ZEO os animamos a pasar de las modas, tendencias y prendas del momento. Construid vuestro propio estilo basándoos en la sostenibilidad y el compromiso de las marcas con el Planeta.

De esta forma, conseguiréis destacar a vuestra manera, y animar a otras personas a seguir su propio estilo.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO FAN
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO