La crisis por el Coronavirus ha trastornado nuestros hábitos cotidianos y el del resto de habitantes del mundo. Una problemática vírica que, en un principio, solo afectaba el territorio asiático, y que ha acabado golpeando con fuerza tanto el territorio europeo como americano. Ahora las medidas se suceden para intentar paliar los efectos de un virus que ya cuenta sus muertes por miles, y es que la urgencia es inmediata y hacen falta esfuerzos tanto colectivos como particulares para intentar que la situación se controle cuanto antes mejor.

Las medidas impuestas por los diferentes Gobiernos e instituciones públicas, en beneficio del interés general y para evitar la propagación del virus, nos obligan a permanecer confinados en casa hasta nuevo aviso, cambiando así nuestras costumbres y maneras de hacer diarias.

¿Cómo regulamos, entonces, nuestro consumo diario? ¿Cómo tienen que ser nuestros gastos y nuestras compras?

Estando en casa todo el día puede ser inevitable perder los diferentes baremos que usamos durante el año para calcular aquello que necesitamos; esto, inevitablemente, puede comportar un uso desproporcionado de recursos que, en primera instancia, evita que otras personas accedan a estas provisiones y, en segunda instancia, obliga al hecho que las empresas produzcan más y que, por lo tanto, emitan más gases nocivos para el medio ambiente.

Exceso de consumo

¿Como consumir en días de cuarentena?

Todos hemos visto durante estos días como se formaban algunas colas interminables en los supermercados de los pueblos y ciudades de todo el país, y como algunos alimentos de primera necesidad se agotaban en un cerrar y abrir de ojos. Es por eso que hay que ser conscientes de aquello que realmente necesitamos en nuestro día a día y, a la vez, pensar en aquello que necesitarán los otros. No hay que ser presa del pánico, puesto que habrá comida de sobra durante los días que restan de cuarentena. Solo es necesario hacer una planificación de aquello que consumimos durante el día a día para no comprar ni consumir más de la cuenta.

Además, hay que pensar que se podrán reaprovechar algunos alimentos. Por ejemplo, si cocinamos de más y no nos acabamos la comida preparada, podemos guardarla para alguna otra comida; vigilando las fechas de caducidad, podremos ver cuánta comida todavía podemos aprovechar y nos haremos una idea aproximada de nuestro nivel de consumo. Así, estaremos consumiendo de forma más razonable y evitaremos un gasto energético innecesario. Recordamos que la mayoría de los plásticos que se utilizan para los alimentos también emiten emisiones de CO₂ y contribuyen al cambio climático. ¿Porque no ayudar a reducirlas desde casa?

Y este es uno de los otros puntos a tener en cuenta, pues, estando en casa todo el día es fácil que acabemos por consumir demasiada electricidad o agua. Es imperativo apagar luces y cerrar bien los grifos, prácticas que podríamos descuidar con el paso de las horas. Así, ahorraremos tanto en el ámbito personal como en el colectivo: conseguir una eficiencia de consumo es uno de nuestros grandes retos, y más con las condiciones que vivimos actualmente.

CO2

Un punto de optimismo

Resulta evidente que la situación actual no es beneficiosa para nadie, y que tanto los trabajadores como las empresas, tanto en los ámbitos profesionales como personales, están viendo como sus situaciones y compromisos diarios se han visto muy afectados. Aun así, y con el ánimo de encontrar un punto de optimismo en esta situación, algunos estudios ya han confirmado que las emisiones se han visto reducidas durante estos días de cuarentena a causa de la drástica reducción del transporte y al apocamiento de algunas fábricas importantes de todo el estado español.

Un informe del Ministerio de Ecología de China apuntaba que la polución se había reducido en un 21% durante los días de confinamiento del mes de febrero, y así mismo lo confirmaba la NASA a través de algunas imágenes captadas a través de satélites. Todavía es temprano para saber, exactamente, cuál será el porcentaje de emisiones producidas en España durante esta convulsa etapa protagonizada por el coronavirus; aun así, todo apunta al hecho que las emisiones de CO₂ se habrán reducido drásticamente y que la calidad del aire se habrá mejorado notablemente.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO