Tras pasar más de dos días de lo previsto intentando conseguir objetivos más ZEO –objetivo cero emisiones- por parte de los países participantes, la Cumbre del Clima de Madrid cierra con un balance agridulce. Finalmente el acuerdo “Chile-Madrid es tiempo de actuar” ha sido aprobado este domingo gracias a la mediación de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. El documento ha generado cierto debate dado que algunos países aseguran que no es el más adecuado para conseguir cumplir el Acuerdo de París de 2015.

Negociaciones aprobadas

  • Compromiso de emisiones neutras para 2050
  • Aprobación de las medidas para el Green New Deal europeo (Comisión Europea)
  • Nuevas directrices para una nueva labor en el marco de la ONU sobre océanos y tierras
  • 84 países reformularán sus Planes de Energía y Clima 2020 para hacerlos más ZEO 
  • Nace la Red de Santiago para ayudar a países vulnerables a minimizar y recuperarse de las pérdidas y daños causados por el cambio climático.

La presidenta de la COP25, Carolina Shmidt, pidió ayuda a la ministra española cuando, tras presentar el borrador, pareció haber poco consenso entre países y empezaron las críticas por parte de ONGS y otras organizaciones. Tras un intenso debate con Brasil, que no estaba de acuerdo en cómo quedaba reflejado el acuerdo sobre el uso de océanos y de tierras, finalmente se aprobó el documento que demanda la necesidad de una mayor ambición climática. Aún así, este documento no obliga a los países a presentar planes climáticos mejorados para 2020.

EEUU, China, Rusia y la India, responsables de más de la mitad de las emisiones GEI, no reforzarán sus objetivos y acciones de descarbonización

En este contexto, 84 Estados se han comprometido voluntariamente a revisar sus objetivos de reducción de CO2 para 2020. Entre ellos figuran algunos que ya habían demostrado con anterioridad esta nueva meta ZEO, como Alemania, Francia, España, Noruega y Finlandia, y otros nuevos como Reino Unido, Suecia o Pakistán, se han incorporado. 

El único problema es que las emisiones de estos países ZEO tienen una representación mínima dentro del cómputo global de emisiones. EEUU, China, Rusia, Corea del Sur, la India y Japón, responsables del 60% de las emisiones GEI, no han notificado ningún tipo de readaptación de sus Planes por el Clima. Además EEUU, ha confirmado su retirada del Acuerdo de París. 

El Fondo Verde por el Clima progresa adecuadamente

El acuerdo “Chile-Madrid es tiempo de actuar” ha animado e invitado a los países desarrollados, a seguir proporcionando recursos para las pérdidas derivadas del cambio climático, y paliar así los efectos de la transición ecológica en los países en vías de desarrollo. Durante esta COP25 la mayoría de países desarrollados han ratificado su apoyo a este Fondo Verde para el Clima aumentando su aportación económica.

En el caso de España, la ministra en funciones Nadia Calviño, ha asegurado que “El Fondo Verde para el Clima es el principal instrumento financiero de la Conferencia Marco de Cambio Climático”. Este organismo “está llamado a ser una pieza fundamental para canalizar los fondos desde los países desarrollados a proyectos climáticos transformadores en los países en desarrollo, liderando así un cambio de paradigma climático” aclaró la ministra. 

España, tal y como ya había anunciado Pedro Sánchez durante la Cumbre del Clima de Nueva York, ha aumentado un 25% su aportación a este Fondo Verde con 150 millones de euros

La Comisión Europea establece las medidas para el Green New Deal 

Además, las medidas del Green New Deal finalmente han sido establecidas estos días en Bruselas en unas reuniones en paralelo por parte de la Comisión Europea. Nuevas medidas para la transición económica a favor del cambio climático se aprobarán de forma definitiva en mayo y que podrían empezar a implementarse de cara a 2021.

Esta nueva estrategia económica que marcará la actividad de los países miembros de la Unión Europea incluye 50 medidas, entre las que destacan:

  • El establecimiento de un objetivo jurídicamente vinculante de reducir las emisiones para 2050.
  • Tasa de carbón arancelaria. Esta medida evitará que algunas empresas reubiquen su producción en otros países, para así evitar la legislación climática de la UE.
  • Una inversión de 100 millones de euros para un fondo para la transición que ayudará a las regiones dependientes del carbón.

La situación “irregular” del Mercado de carbono sigue estancada

Pero, sobre todo, donde el resultado de este acuerdo es más agridulce es en la revisión del Artículo 6 sobre los mercados de carbono, donde finalmente no se ha podido llegar a un acuerdo. A última hora de las negociaciones, unos 30 países intentaron mejorar la situación actual de los mercados de carbono. En la actualidad algunos expertos aseguran que existen “lagunas legales” en este mecanismo de reducción de emisiones, que permite a muchas compañías no reducir emisiones y la posibilidad de contar dos veces los créditos.

El precio del CO2 ha crecido mucho desde 2013, que estaba en unos 3€ por tonelada, a 24.64€ este 2019, un crecimiento del 500%. El mercado de carbono está intentando hacer de palanca para que las empresas empiecen a realizar sus transiciones  a la energía limpia. Algo que se podría conseguir también con apoyo fiscal y económico.

La próxima COP se celebrará en Glasgow

Durante la COP26, que se celebrará en Glasgow, Escocia, se deberán volver a emplear las negociaciones para ampliar y mejorar los mercados de carbono, ya que funcionan como un mecanismo directo para la descarbonización de la economía. 

¿Qué deben hacer los países tras la COP25?

Ahora todos los países firmantes del Acuerdo de París deben presentar sus planes de reducción de emisiones para que el calentamiento global se mantenga en unos límites manejables. Los países deben establecer objetivos aún más ZEO -cero emisiones-, que los recogidos en los últimos años. Los Planes Nacionales de Energía y Clima deben ser cinco veces más ambiciosos si se pretende conseguir mantener por debajo de 1,5º el incremento de la temperatura planetaria – con respecto a los niveles preindustriales-.

Pero la comunidad científica alerta de que estos planes pueden llevar a un incremento de 3,2 grados o superior. Una temperatura planetaria insostenible para poder mantener la biodiversidad y que pondría en peligro algunos ecosistemas y elementos naturales como lagos o glaciares, a parte de los episodios climáticos extremos. Tras la aprobación de este “poco ambicioso” documento, ahora la batalla se hará individualmente en cada uno de los gobiernos de los países firmantes.

Confiamos en que la presión social y el buen hacer de muchas empresas y administraciones, en estos países, estimule a actuar más y mejor, como pretendía esta Cumbre de Madrid.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO