Mucho se ha hablado en los últimos años del efecto de la ganadería intensiva en el medio ambiente. Hace unos años el documental “What the health” producido por el actor vegano Joaquin Phoenix, ya alertó a toda la población de la estrecha relación entre el consumo de carne y algunas enfermedades como la diabetes y el cáncer.

Para engrosar la producción e incrementar las ganancias, muchos ganaderos utilizan todo tipo de antibióticos para acelerar el crecimiento de los animales. Además, la mayoría de campos y cultivos con los que estos animales se alimentan son transgénicos o han sido regados con pesticidas o plaguicidas. Ingerimos todas estas substancias químicas cada vez que comemos un filete o una hamburguesa de carne producida de forma industrial.

Hoy todo el mundo comenta los efectos directos de la ganadería intensiva en el medio ambiente: la explotación del suelo que supone alimentar el ganado, la contaminación del agua a través de los purines, el amoníaco en el aire… Pero, ¿conocemos exactamente qué efecto directo tienen en el cambio climático? ¿Cuanto CO2 genera la producción de carne industrial a nivel mundial?

La ganadería intensiva es responsable del 14,5% de emisiones GEI

Según la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial la ganadería intensiva, es responsable del 14,5% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que provocan el cambio climático.

Por eso no es de extrañar que el escritor Jonathan Safran Foer publicase el año pasado un controvertido libro bajo el título “Podemos salvar el mundo antes de cenar”. Según Foer el 90% de la carne que consumimos proviene de grandes granjas industriales. Con respecto al uso de la tierra, se estima que ocupamos el 59% de tierra cultivable con el pastoreo de ganado.

La FAO alerta que la ganadería intensiva consume unos 6,000 millones de toneladas de alimentos entre forrajes, granos, piensos y otros materiales, incluyendo un tercio de la producción mundial de cereales.

¿Qué gases GEI emite la industria de la ganadería intensiva?

El sector ganadero contribuye de una forma muy directa al cambio climático. Aunque la principal fuente de emisiones de este sector económico no es el CO2, sino las emisiones de metano (CH4) y de óxido nitroso (N2O). Para unificar y hacer más entendibles a la sociedad los datos sobre GEI, las competencias internacionales decidieron comunicar los datos sobre otros gases de efecto invernadero como el metano, el óxido nitroso y el ozono en medidas de CO2 equivalente.

Los principales gases que emite la ganadería intensiva son el metano y el óxido nitroso

Los principales gases que emite la ganadería intensiva son el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O). Ambos gases tienen un potencial de calentamiento global superior al del CO2. En concreto, la equivalencia es de 1 a 25, es decir, el metano provoca 25 veces más efecto invernadero que el CO2.

En la ganadería industrial, aproximadamente un 50% de las emisiones son de metano – unas 8,1 gigatoneladas de Co2 equivalentes-, mientras que el óxido nitroso y el CO2 suponen un 24 y 26% del total.

¿Cuáles son las principales fuentes de emisión de la ganadería?

Según el GLEAM (Modelo de Evaluación Ambiental de la Ganadería Mundial) de la FAO existen cuatro fuentes de emisión principales de GEI asociadas a la ganadería.

 

  • Las “flatulencias” de los rumiantes: El metano generado por la ganadería intensiva proviene fundamentalmente del proceso digestivo de los rumiantes, de la llamada fermentación entérica -las flatulencias del sector bovino-.
  • El estiércol: Este producto generado a través de las heces del ganado que funciona como abono para los mismos cultivos, produce a la vez emisiones de metano y óxido nitroso. Dependiendo del tratamiento que se haga del estiércol se generarán más emisiones de un gas o de otro.
    • En este sentido, La ganadería intensiva es responsable de 2/3 partes de las emisiones humanas de amoníaco, un gas que tiene un papel relevante en la lluvia ácida.
  • Producción de pienso: Tanto para fabricar los fertilizantes, como para usar la maquinaria o para transportar los cultivos con los que después se alimenta al ganado, se generan emisiones de óxido nitroso. En la producción de pienso también se contabilizan las emisiones de CO2 asociadas a la expansión de pastizales o tierras de cultivos, las emisiones de CO2 asociadas a la deforestación.
  • Consumo energético: Como cualquier sector de producción, la ganadería intensiva requiere de grandes cantidades de energía para su cadena de producción sobre todo en las granjas. La ventilación, la iluminación, la climatización… También en la última fase de la producción, en el procesado, envasado y empaquetado de productos animales además de energía, la huella de carbono es relevante.

Emisiones GEI y especies: ¿Cuáles son las que más contribuyen al cambio climático?

A la hora de calcular el papel que tienen en cuenta las diferentes especies en la huella de carbono de la ganadería intensiva, se tienen en cuenta las emisiones derivadas de los productos comestibles y de otros bienes y servicios como la tracción animal o la producción de lana. El sector bovino representa el 62% de las emisiones GEI producidas por la ganadería intensiva, eso son 5 gigatoneladas de CO2 equivalente.

Por su parte los cerdos, las aves de corral, los búfalos y los pequeños rumiantes como las cabras o las ovejas no representan más del 11%. Así bien el ganado porcino es responsable de la emisión de unos 819 millones de toneladas de CO2 equivalente, mientras que los pollos y los búfalos rondan las 750 millones de toneladas de CO2.

Teniendo en cuenta todos los datos aportados a lo largo del artículo es importante tener en cuenta que solo consiguiendo eliminar o reducir de forma drástica la ganadería intensiva bovina podríamos llegar a mitigar más de un 7% las emisiones GEI que contribuyen el cambio climático.

LOS DATOS Según fuente de emisiones

Las emisiones ligadas a las flatulencias del sector ganadero representan un 44% del sector y equivale a las 4,5 gigatoneladas de CO2 equivalente. Por otra parte, la producción de piensos y dietas animales es la segunda fuente de emisiones con el 41% del total de las emisiones (3,3 gigatoneladas de CO2 equivalente), la tercera es la gestión del estiércol, con un 10% de las emisiones y la última el consumo energético que asciende al 5% del total.

¿Cómo reducir la huella de carbono de la ganadería intensiva?

Según la FAO podemos reducir las emisiones de la ganadería intensiva o bien mediante la reducción de la producción o bien mediante el consumo responsable. Por eso el GLEAM (Modelo de Evaluación Ambiental de la Ganadería Mundial) que propone evalúa el potencial de mitigación que tiene este tipo de ganadería teniendo en cuenta los datos de emisiones a nivel global, regional y de los diferentes sistemas de producción.

A través de políticas y regulaciones específicas, se estima que podríamos llegar a reducir las emisiones de este sector económico en un 30%, eso son unas 1,8 gigatoneladas de CO2 equivalente. La FAO basa este calculo en el establecimiento de zonas agroecológicas para al menos el 10% de los productores.

¿Qué podemos hacer nosotros para ayudar a reducir las emisiones GEI de este sector?

Uno de los cambios que debemos adoptar para contribuir a conseguir una sociedad ZEO es reducir el consumo de carne. También es necesario instar a las autoridades públicas medioambientales a que establezcan mecanismos legales para limitar la producción ganadera intensiva y favorecer la extensiva.

La carne producida de forma extensiva o en granjas ecológicas y orgánicas, además de tener una huella de carbono menor que la ganadería intensiva, es mucho mejor para la salud, puesto que evita el uso de pesticidas, químicos y fármacos.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 3,71 out of 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO