En la actualidad, la mayoría de países se han comprometido a ser ZEO (cero emisiones) para el próximo 2050. En los últimos años, hemos vivido en primera persona las consecuencias del cambio climático. Además, han aparecido múltiples movimientos como Fridays For Future o Rebellion Extinction, que han dado visibilidad a la cuestión climática.

Ahora parece que Estados Unidos, el segundo país que más CO2 emite a la atmosfera, se sumará a la lucha contra la emergencia climática.

Después de cuatro años de inacción climática en EEUU y de que el expresidente Donald Trump retirase a Estados Unidos del Acuerdo de París 2015, el objetivo de la ONU de reducir las emisiones globales un 7,6% al año parecía misión imposible. Tras la victoria del demócrata Joe Biden en las últimas elecciones, contamos con una renovada esperanza para hacer frente al cambio climático.

John Kerry fue el encargado de anexionar a Estados Unidos al Acuerdo de París en 2016

Y es que ahora el nuevo presidente cuenta con el político John Kerry como su Secretario de Estado de EEUU y su nuevo enviado especial del Clima. Kerry, que fue secretario de Estado de Barack Obama, fue el encargado de firmar la anexión del país en el Acuerdo de París el 22 de abril de 2016.

El político fue responsable de una estampa irrepetible para la historia del activismo climático. Durante la firma, sostuvo en sus brazos a su nieta de dos años, Isabelle Dobbs-Higgins. Este acto simbólico reflejó el compromiso de las actuales fuerzas políticas con las nuevas generaciones: Vamos a empezar a trabajar para que heredéis un planeta sano y estableceremos nuevas herramientas para que podáis ser más responsables con su salud de lo que lo hemos sido nosotros.

En los últimos días, Kerry ya ha hecho pública su intención de llevar a cabo nuevas políticas verdes para lograr reducir la huella de carbono del país. Aunque una de las cosas más destacables del Secretario John Kerry, es su forma de enfocar la acción climática.

World War Zero: Entramos en guerra contra el cambio climático

El secretario de Estado ha retomado su proyecto World War Zero (WWZ) o Guerra Mundial Cero, para lograr la neutralidad climática el próximo 2050. “Tenemos que tratar este desafío como una guerra”, anunció el pasado 2019.

Kerry asegura que hay que tratar el desafío del cambio climático como una guerra

Tras asumir su puesto en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kerry ha vuelto a presentar la crisis climática como una guerra que debemos combatir. Por eso ahora, finalmente América contará con un gobierno “que trata la crisis climática como el reto de seguridad nacional que realmente es”.

Para Kerry, el cambio climático es una guerra armada por nosotros mismos, a través de un uso abusivo de los recursos naturales del planeta. La deforestación, la emisión de gases GEI, la contaminación de plásticos en los entornos naturales, etc., todas estas prácticas provocan el calentamiento global que amenaza a la seguridad y la salud del planeta.

John Kerry se aferra al vocablo “guerra” de una forma casi estratégica: sabe que de esta manera logrará motivar a la ciudadanía estadounidense a combatir al cambio climático, el nuevo enemigo de la sociedad.

Los fenómenos climáticos extremos y la subida de las temperaturas, también han dado pie a la transmisión de patógenos. Los animales deben migrar para sobrevivir, y como consecuencia, contactan con otras especies con quienes normalmente no lo harían -creando las condiciones perfectas para la aparición de nuevos virus-.

Por este motivo, World War Zero, pretende formar un “ejército” ciudadano que exija acciones concretas para detener el cambio climático a nivel mundial. Desde su creación en 2019, ha sido respaldado por figuras públicas como Leonardo DiCaprio, Arnold Scharzenegger, el cantante Sting o los expresidentes de los EEUU Bill Clinton y Jimmy Carter.

John Kerry presentó World War Zero, con un nombre similar al de la película post apocalíptica de zombis de Marc Foster, durante la COP25 celebrada finalmente en Madrid. Con un despegué presupuestario de 500.000 dólares prometió organizar encuentros con ciudadanos a lo largo del 2020.

Ahora World War Zero contará con el apoyo de todo un país, lo que le permitirá prosperar en su objetivo de crear de una poderosa “armada” de activistas e influencers que fuerzan al mundo a hacer frente la crisis climática.

Luchar juntos contra un enemigo común

Si algo nos ha mostrado la actual crisis sanitaria es que, de forma colaborativa, unidos y con gran voluntad podemos lograr grandes cambios en nuestra sociedad. Tanto es así que, gracias al compromiso de la población durante los periodos de máxima emergencia sanitaria, que han seguido las restricciones de la movilidad y deteniendo la actividad económica no esencial, este año lograremos reducir las emisiones de CO2 globales entre un 4 y un 8%.

Por este motivo, tal y cómo estamos haciendo frente a la COVID-19, debemos empezar a trabajar para hacer frente al cambio climático.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO FAN
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO