A principios de mes, todos los diarios e informativos de televisión se hacían eco de la misma noticia. La Vanguardia lo titulaba así: «Un iceberg del tamaño de La Rioja, a punto de desprenderse de la Antártida». Desgraciadamente, el día ya ha llegado.

El iceberg tiene una superficie de casi 5.800 kilómetros cuadrados, pesa un billón de toneladas y es 57 veces mayor que la ciudad de Barcelona.

Aunque sus dimensiones son abrumadoras, hay que decir que no es el iceberg más grande de la historia. El título lo tiene el llamado B15 que se desprendió en el año 2000 y tenía una superficie de 11.000 kilómetros cuadrados, similar a Jamaica.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes día 11 de julio, probablemente, pero no fue hasta ayer cuando se detectó la separación gracias a las imágenes captadas por el satélite de la NASA, Aqua Modis. El iceberg, que ha sido bautizado como A68, pertenece al segmento Larsen C, ubicado en la parte oriental del continente antártico. Hay que decir que este momento ya lo estaban esperando los expertos desde hace más de una década, ya no había marcha atrás.

“Hemos estado esperando este suceso durante meses”, afirma Adrian Luckman, profesor de glaciología de la Universidad de Swansea (Gales) e investigador del Proyecto Midas, donde se estudian los efectos del calentamiento global sobre la plataforma Larsen C

Durante todo el invierno, el profesor Luckman, junto con su equipo, estuvieron analizando la fractura y ya descubrieron el pasado mes de mayo que la grieta se había ampliado unos diecisiete kilómetros más. Asimismo, concluyeron que Larsen C se ha reducido en un 12% y, por tanto, su paisaje se verá alterado para siempre.

Desde el Proyecto Midas, aún no saben qué pasará con este iceberg que va a la deriva, sólo saben que continuarán con los análisis pertinentes. Aunque muchos expertos alertan de que tal vez se romperá en varios icebergs, de pequeño tamaño, o bien podría moverse hasta América, hacia aguas más cálidas y esto sí que podría afectar el tráfico marítimo.

Cambio climático

 

Los expertos explican que estos procesos son muy usuales en la naturaleza, pero sí afirman que tal vez el calentamiento global y la subida de las temperaturas de los océanos ha podido acelerar el proceso. Sobre este tema hay varias versiones, por un lado, Luckman no lo tiene demasiado claro:

No tenemos ninguna prueba que apoye esta teoría, este fenómeno ya se llevaba a cabo en 1980; ya era una característica muy establecida

Por otra parte, sin embargo, desde Greenpeace piensan diferente. Paul Johnson, director de la Unidad Científica de Greenpeace Internacional, dice que:

Este hecho tiene que ver con el cambio climático, es decir, necesitamos de manera urgente implantar el Acuerdo de París para encontrar un futuro 100% renovable.

Finalmente, Luckman concluye dejando en el aire el tema:

En los próximos meses o años, la plataforma de hielo puede volver a crecer gradualmente o puede sufrir más eventos y, éstos, podrían conducir a una situación de colapso.

¿Qué dicen los expertos?

Francisco Navarro, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid y experto en glaciología, explica:

Se desprenden continuamente y icebergs de varios tamaños, aunque los icebergs de tamaño descomunal como este son menos habituales. Se desprende un iceberg así con cierta regularidad

Hay otros, pero que sí declaran culpable el cambio climático. Como es el caso de Ricardo Anadón, profesor de biología de la Universidad de Oviedo, según él «los fenómenos que se están llevando a cabo son fruto del desgaste de las lenguas glaciares, son plataformas que se mueven y se agrietan.

Es debido a un proceso natural, pero es importante mencionar que se ha acelerado por culpa del calentamiento global.

Anadón declara que el calentamiento del agua tiene mucho que ver: «El agua, cada vez más caliente, debilita las plataformas y hace que se separen de ellas las grandes masas de hielo.

«El desprendimiento del iceberg A68 supondrá, a largo plazo, la subida del nivel del mar y el impacto negativo en el ecosistema», dice Ricardo Anadó.

¿Qué opina Greenpeace?

 

En esta infografía podemos ver como el aumento del Artico provoca cambios climáticos en otras partes del mundo.

Tras la noticia del desprendimiento, la organización ecologista Greenpeace ya se ha pronunciado en su web:

Todavía estamos a tiempo de evitar catástrofes mayores generadas por el cambio climático. Pero debemos actuar deprisa. Las decisiones que ahora tomen los gobiernos y la industria decidirán si millones de personas podrán tener una vida segura y próspera en el futuro.

Greenpeace siempre ha dicho que, a medida que el deshielo de la Antártida se vaya haciendo patente, veremos como los sistemas climáticos podrían cambiar en todo el mundo. Además, subiría considerablemente el nivel del mar.

La organización menciona que los estudios no llegan, aunque, a conclusiones firmes; pero ellos creen que sí existe una relación entre estos tipos de fenómenos y el cambio climático. Por ejemplo, hacen referencia al cambio de temperatura a varios ámbito geográficos:

Mientras que en algunos territorios los veranos serán calurosos y secos, otros tendrán periodos estivales fríos.

 

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO