Los datos son claros, el primer trimestre de este año 2018 ha sido muy ZEO gracias a la nieve, la lluvia y el viento que ha habido al inicio de este año 2018, las emisiones de CO2 en el ámbito eléctrico se han reducido considerablemente. En estos dos primeros meses del año se han emitido 11.373.479 toneladas de CO2, mientras que el año pasado a estos datos hay que 13.272.797. Casi 2 millones de toneladas menos.

Otra buena noticia es que las energías renovables continúan creciendo. En el mes de marzo la energía hidráulica generó el 58,9% de la producción eléctrica. En cuanto a la energía eólica, hay que decir que el porcentaje asciende a un 66,1%.

Gracias al incremento respecto a las energías eólica e hidráulica, la producción eléctrica a base de carbón bajó un 17,4%

En definitiva, y como datos generales, hay que decir que hasta el 25 de marzo la electricidad procedente de fuentes de energía libres de CO2 alcanzaron un 75,7% del total. Por lo tanto, desde que comenzó el año 2018 ha supuesto un 57,1% del total.

Gran subida de los embalses

 

Otra buena noticia relacionada con las lluvias de los últimos meses, además de la gran reducida de las emisiones de CO2, ha sido la gran subida de los embalses en todo el territorio español. Los embalses en España ahora mismo están al 63.77% de su capacidad.

Si analizamos los datos por Comunidades Autónomas hay que decir que las regiones con los embalses más llenos son: Asturias, La Rioja y Navarra. En cuanto a Murcia y Valencia, siguen muy por debajo de la media con 18:24% y 28.40% de la capacidad, respectivamente.

Hay que decir, además, que la primera semana del mes de marzo registró la mayor subida de los embalses desde el año 2010

Meses de sequía, cosechas perdidas, pueblos secos y con control exhaustivo del consumo de agua; este era el panorama hace unos meses en algunas zonas de España. Pero, las aguas de estos días han caído como un milagro en muchas regiones españolas. Sobre todo del interior, Castilla la Mancha por ejemplo, donde la mayoría de agricultores se veían sin nada en sus campos.

Conclusiones

Aunque han sido buenas noticias, hay que decir que el clima seco que ha predominado en los últimos años y la mezcla con las grandes tormentas de los últimos tiempos tiene que ver con el cambio climático.

Como afirma el geógrafo Jonathan Gómez Cantero: “Venimos de cuatro años con precipitaciones por debajo de la media y muy cálidos, y ahora tenemos concentraciones de lluvias mantenidas a lo largo de los días, lo que pone de manifiesto que agravan los extremos, y que el calentamiento global impacta sobre la climatología y sobre parámetros como la temperatura, precipitaciones, o la nubosidad”. Por eso, hay que seguir trabajando en medidas Zero Emissions porque todavía estamos a tiempo.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO