En la actualidad, se generan alrededor de 87 millones de toneladas de café al año en el mundo y se consumen una media de 2.250 millones de tazas de café a diario. A lo largo de la historia, el café ha sido una de las bebidas más consumidas por la humanidad y un importante motor económico para los países productores de Latinoamérica.

Ahora que estamos más concienciados que nunca sobre el cambio climático y el impacto ambiental de nuestra alimentación, es fundamental analizar la huella de carbono que generan industrias como la del café. Por eso es de vital importancia preguntarnos, ¿Cuánto CO2 emite el café? ¿Cuál es la huella de carbono de una taza de esta bebida?

La huella de carbono del café

Como todo producto que proviene de la práctica agrícola, el ciclo de vida del café lleva consigo una importante carga de emisiones de CO2. Aunque no exista una medición global de su huella de carbono, un estudio llevado a cabo con la ayuda de la Empresa Asociativa Campesina Aruco en Copán (Honduras), arroja ciertos datos sobre su impacto medioambiental.

Según el documento, por cada kilo de café arábica producido -la modalidad analizada-, se generan alrededor de 3,42 kg de CO2 equivalente. El Centro de Comercio Internacional asegura que en la huella de carbono del café intervienen distintos procesos del país productor, como el cultivo, la finca, el procesamiento, la transformación y el embalaje.

La torrefacción, la distribución y el reciclaje de café generan un gran número de emisiones

Pero también intervienen las emisiones generadas en la cadena de valor, es decir, el transporte transatlántico, la torrefacción, el embalaje, la distribución y su posterior reciclaje. A lo largo de todo el ciclo de vida de un grano de café, desde que es sembrado hasta que lo consumimos y desechamos su envoltorio, se genera una huella de carbono que debemos reducir. Cualquier cambio o mejora enfocada a lograr una producción ZEO -cero emisiones-, puede ayudarnos a cumplir con los objetivos del Acuerdo de París (2015).

Según el Proyecto de Revelación del Carbono, el proceso de torrefacción es una de las fases que más CO2 se genera de todo el proceso. Seguramente este es el motivo de que, en la lista de las 2.500 empresas con más emisiones de todo el mundo, encontremos un número considerable de marcas que procesan y comercializan café.

Además, no debemos olvidar que la producción de café también genera un elevado impacto en el suelo y los recursos hídricos de aquellos países donde se cultiva. Para satisfacer las demandas del consumo internacional, muchas cooperativas de agricultores sobreexplotan las tierras dañándolas y convirtiéndolas en infértiles a largo plazo.

Una alternativa ecológica y sostenible: Ethics Coffee

En la actualidad ya existen bastantes marcas de café ecológico en el mercado. Una de ellas es la marca Ethics Coffee. Huyendo del concepto tradicional de café, esta empresa catalana apuesta por una bebida de café infusionada en frío, cuya producción ha generado una huella de carbono mínima.

El café Cold Brew o café extraído en frío, tiene la particularidad de que se ha aplicado el mínimo calor durante su elaboración. De esta manera, se elimina una gran parte de las emisiones generadas por el café. Para el proceso de producción de Ethics Coffee se seleccionan las mejores bayas de Café procedente de comercio justo, se les aplica un ligero tueste y se dejan en contacto con el agua, a baja temperatura, durante 20 horas.

Según relatan en su página web, este es el proceso de la osmosis. Una fase de la producción en el que “el agua y el café hacen el amor en plan romántico”. Gracias a su original proceso, Ethics Coffee puede ofrecer a sus clientes un café menos ácido y amargo y, al mismo tiempo, más sano y sabroso.

Este tipo de café tiene una aportación de energía mucho más saludable para el cuerpo humano en comparación con el café convencional. La penetración de la cafeína en el organismo se produce de una forma más dilatada en el tiempo, lo que facilita y amplifica el periodo de concentración. Debido a esta lenta absorción, Ethics Coffee consigue ser más saludable que cualquier otra bebida activante.

Una marca 100% comprometida con el medio ambiente y la lucha climática

Además de llevar a cabo una producción baja en emisiones de carbono, la marca Ethics Coffee compensa su huella de carbono a través de proyectos de reforestación. También utiliza un sistema de packaging totalmente circular: la infusión se comercializa en botellas de plástico 100% reciclado.

¿Quieres ganar un lote de bebidas de café Ethics Coffee? Participa en el reto Challenge ZEO  https://www.instagram.com/p/CHFSHjbn5Jw/

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO