Si nos fijamos en la participación de los personajes más notorios en la lucha por el clima encontramos a Al Gore, Leonardo Di Caprio, Vandana Shiva, Piers Foster, Katharine Hayhoe, Jeremy Rifkin, Naomi Klein, Harrison Ford, Jane Fonda,  o Gretha Thunberg. La lista cuenta con un número cada vez más creciente de “celebridades” científicas, económicas, artísticas y activistas que intentan, día a día, convencer a la sociedad de la magnitud del cambio climático, para conseguir la supervivencia de la humanidad y el planeta.

Todos ellos lo tienen muy claro: para lograr cumplir con el objetivo del Acuerdo de París (2015) de mantener por debajo de los 2ºC el incremento de la temperatura planetaria respecto a la época preindustrial, debemos llegar a una sociedad ZEO -cero emisiones-. Para conseguirlo es fundamental descarbonizar la economía e invertir en una transición a la energía y a la producción limpia.

Ahora parece que todos estos científicos, activistas, políticos y líderes de opinión lo tienen más fácil para convencernos de la urgencia de actuar y tomar medidas para reducir los niveles de emisiones de la actividad humana. Pero hace ya más de un siglo, trescientos años después de que Galileo Galilei, un astrónomo e ingeniero italiano, convenciera finalmente a la humanidad de que la Tierra no era plana, la divulgación climática no era tan fácil como ahora.

¿Quién descubrió el cambio climático?

Aunque en este ámbito la palabra “descubrir” pueda resultar un tanto confusa, si a alguien debemos achacar el descubrimiento del cambio climático es a Eunice Foote. Esta científica climatóloga y defensora de los derechos de las mujeres en Nueva York, fue la primera científica que teorizó sobre el cambio climático.

Para ser más exactos, esta sufragista del siglo XIX fue la primera persona que propuso una teoría científica que demostraba que la concentración de CO2 en la atmósfera podía provocar un aumento de la temperatura de la Tierra. Eunice Foote descubrió, a través de un experimento, el efecto llamado “calentamiento global”.

Este descubrimiento, la relación entre CO2 y clima, es ahora uno de los  principios clave de la meteorología moderna y del estudio del cambio climático.

John Tyndall se llevó el mérito de descubrir el cambio climático tres años después que Eunice Foote lo descubriera

Sin embargo, el trabajo de Eunice Foote no fue reconocido en el momento y quién se llevó el mérito de descubrir el cambio climático fue John Tyndall. Este físico irlandés realizó tres años después, en 1859, un mejorado experimento que se llevó todo el mérito y reconocimiento posterior.

En las facultades de ciencias de todo el mundo se explica que Tyndall fue el primer científico en predecir los impactos que provocan en el clima los cambios en la composición atmosférica -en la modificación de lo que ahora conocemos como Gases de Efecto Invernadero-.

También se enseña que fue el premio Nobel Svante Arrhenius, quién demostró la influencia de la actividad humana en el cambio climático y en el incremento global de la temperatura. Ambos son considerados los padres del cambio climático por las comunidades científicas de todo el mundo.

¿Por qué el trabajo de Eunice Foote no fue reconocido?

En agosto de 1856 Eunice N.Foote presentó en la Octava Reunión Anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) su informe “Circunstancias que afectan la temperatura de los rayos del Sol”.

En aquella época el acceso a la educación y la igualdad de los derechos de las mujeres aún eran dos temas “tabú” para la sociedad americana. Por este motivo fue Joseph Henry, profesor de la Smithsonian Institution, quien presentó el trabajo de Foote ante el gran público de la AAAS.

Eunice Foote no pudo presentar por si misma su trabajo ante el público de la AAAS

Tras finalizar la reunión de la AAAS, un espacio para compartir nuevos descubrimientos y presentar nuevos avances de investigación, el trabajo de Foote no fue incluido en el acta de la conferencia. Únicamente unos meses después, se publicó un breve texto en la revista de la AAAS, la American Journal of Art and Science.

Pese a que Foote fue la primera científica en descubrir la atmosfera regula la temperatura global, y por ello debería compartir título con sus compañeros Tyndall y Arrhenius como madre del cambio climático, su apellido aún es desconocido entre los expertos que investigan el cambio climático.

El trabajo de investigación de Foote ha pasado desapercibido 150 años

El trabajo de esta ilustre científica ha pasado desapercibido por más de 150 años. La mayoría de científicos aseguran que ha sido porque Eunice Foote era una mujer a la que ni siquiera le estaba permitido presentar por ella misma un trabajo de investigación.

Por eso no fue hasta 2010 que el también científico Raymond P. Sorenson publicó un artículo en el que sacó a la luz su informe de investigación bajo el título “La pionera investigación de Eunice Foote sobre el CO2 y el Cambio climático”. En el artículo publicado en la revista Search and Discovery, Sorenson posiciona Foote como la descubridora del cambio climático y vincula la poca trascendencia de su trabajo con cuestiones de género.

La comunidad científica no ha sido capaz de reconocer sus méritos hasta ahora. La razón: Eunice Foote era una mujer que, en aquella época, pertenecía al ámbito privado. Además, estaba en una posición controvertida, pues fue una de las fundadoras de la Seneca Falls Convention, la primera asamblea en la que se debatieron los derechos de la mujer.

¿Conocían John Tyndall y Arrhenius el trabajo de Foote?

La gran incógnita, después de todos estos años de intenso debate sobre porqué el trabajo de Eunice Foote fue olvidado, es: ¿Era John Tyndall conocedor del trabajo de Foote?

En las publicaciones de Tyndall y de Arrhenius sobre la teoría del cambio climático, en ningún momento se menciona a Foote, y aún a día de hoy desconocemos si ambos estaban al tanto de su trabajo. Los que han investigado esta historia aseguran que si no fue citada en el trabajo es porque Tyndall y Arrhenius no lo habían leído ni lo conocían.

En las publicaciones de Tyndall y de Arrhenius sobre la teoría del cambio climático, en ningún momento se menciona a Foote, y aún a día de hoy desconocemos si ambos estaban al tanto de su trabajo. Los que han investigado esta historia aseguran que si no fue citada en el trabajo es porque Tyndall y Arrhenius no lo habían leído ni lo conocían.

Los investigadores creen que Tyndall y Arrhenius nunca conocieron el trabajo de Foote

En aquella época, las universidades e instituciones científicas de EEUU no tenían mucha importancia ni protagonismo en Europa por lo que, si un científico estadounidense quería triunfar internacionalmente, necesitaba de un buen vínculo y conexiones dentro del ámbito de las ciencias.

En este sentido, resulta improbable que una científica amateur de mediados del siglo XIX que vivía en Albany conociera o tuviera contacto con investigadores de prestigio europeos.

¿Cómo fue el experimento de Foote por el que descubrió el calentamiento global?

Quizá otra de las razones de que el trabajo de esta investigadora estadounidense no fuera lo suficientemente valorado fue que estaba basado en un experimento casero.

Foote utilizó cuatro termómetros, dos cilindros de vidrio y una bomba de vacío para aislar los gases componentes de la atmósfera. Después los expuso a los rayos del sol directos e indirectos. Cuando midió los cambios en las temperaturas descubrió que el CO2 y el vapor de agua absorbían calor suficiente como para influir en el clima.

La teoría científica de Eunice Foote estaba ampliamente avanzada a la de su época

En el olvidado informe de Foote se puede leer “Una atmósfera de CO2 le daría al planeta Tierra una temperatura alta y, si como algunos suponen, en un período de su historia el aire se mezcló con él en una proporción mayor que la actual, esto ocasionó un incremento de la temperatura”.

El descubrimiento de Foote estaba ampliamente avanzado a su época. Su teoría explica el calentamiento gradual de la atmósfera de la Tierra ocasionado por un aumento de los niveles de CO2, lo que ahora, más de un siglo después describimos como el efecto invernadero.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO