En los últimos años la sociedad se enfrenta a un problema que, habitualmente, no tiene tanta visibilidad como nos gustaría. Aunque la gran mayoría de personas conocen el impacto medioambiental generado por industrias como la energía o el transporte, muchos desconocen el impacto generado por la industria cárnica. La ganadería intensiva supone una grave amenaza para la preservación de los ecosistemas y también contribuye al cambio climático.

En un momento histórico en el que la mayoría de países y una buena parte de las empresas se han comprometido a ser ZEO para la próxima década, cualquier cambio que nos permita reducir las emisiones CO2 globales será de gran ayuda. Es crucial reducir el nivel de emisiones GEI de la atmosfera para poder cumplir con los objetivos del Acuerdo de París 2015.

La fórmula de la ONU para cumplir los objetivos del Acuerdo de París 2015

En este sentido, una de las fórmulas recomendadas por la ONU para conseguirlo es cambiar a una dieta más sostenible. Debemos migrar a una alimentación ZEO, basada en el consumo de vegetales frescos y de proximidad y reducir nuestro consumo de carne al máximo.

Y es que la mayor parte de la carne que consumimos proviene de la ganadería intensiva, una industria responsable del 14,5% de las emisiones GEI globales. Además, este tipo de ganadería es también responsable de parte de gran la deforestación mundial. Según la FAO, en EEUU entre 2000 y 2010, el 70% de la deforestación fue causada por la agricultura comercial: empresas que compraron grandes extensiones de terreno para destinarlas al pasto del ganado bovino.

En Plataforma ZEO hemos recogido algunos datos que muestran el grave impacto medioambiental generado por este sistema de producción de carne para el planeta:

  • En EEUU Cada 19 segundos se tala una hectárea de bosque y se convierte en pasto para la ganadería
  • La cantidad de selva perdida por una sola hamburguesa de carne es de 5,12 m2
  • Dejando de comer carne una semana puedes evitar 14,7 kg de CO2 a la atmósfera
  • Reduciendo nuestro consumo de carne a dos veces por semana, nuestra huella de carbono se reduciría alrededor de 1,3 toneladas al año

En 2019 un 35% de la población redujo su consumo de carne

En los últimos años, la sociedad ha empezado a tomar conciencia del daño medioambiental generado por este sector. Bien sea por razones medioambientales o éticas -para defender los derechos de los animales-, en 2019 un 35% de la población española redujo su consumo de carne o se hizo vegana/vegetariana. Aproximadamente un 22,8% de la comunidad flexitariana sigue una dieta con un nivel mínimo de carne sólo por un motivo medioambiental.

Una gran parte de los nuevos vegetarianos o veganos han decidido cambiar su dieta también por un tema de salud. La comunidad médica ya ha informado de que un excesivo consumo de carne provoca entre el 28 y el 38 % de las enfermedades isquémicas y cardiovasculares. Además, a lo largo de la última década, numerosas ONGs ecologistas han denunciado la presencia de químicos nocivos para la salud humana, en la carne que se comercializa en las grandes superficies y supermercados.

El falso mito: “Los veganos solo comen lechuga”

Uno de los factores que históricamente ha frenado la transición a una dieta vegana o vegetariana, ha sido el mito extendido de que la alimentación sin carne ofrece una escasa diversidad de sabores y cuenta con pocas opciones a nivel de producto. En los últimos años, el mercado está avanzando mucho y hoy en día es posible encontrar un gran número de alimentos parecidos a sus homólogos de origen animal.

Eventos como el Veggie World, tratan de visibilizar la amplia oferta que ofrece la alimentación vegana. Y es que ya es posible comer productos que tradicionalmente han sido de origen animal como el queso, el chile, las hamburguesas e incluso salmón ahumado, en su versión vegana.

Hoy en día, ya no es necesario ir a tiendas especializadas para encontrar productos proteicos sin carne como el tofu, la heura o el seitán. Los supermercados están incluyendo una selección de productos veganos entre su oferta alimentaria.

En este sentido, cada vez existe un mayor número de tiendas que abogan por la alimentación vegana por ser más respetuosa con los animales, el medio ambiente y la sociedad. La tienda online Gente Vegana es una de ellas.

Más allá de la venta de productos veganos, nació como un proyecto con un objetivo claro: “ayudar a concienciar de que el planeta necesita un cambio y está en nosotros dar el primer paso”.

Para Gente Vegana, la ganadería intensiva, además de no velar por un trato justo hacia los animales, tiene efectos nocivos para el medio ambiente, como la emisión del metano, uno de los gases GEI que provocan el cambio climático.

Abogan por la promoción de una alimentación más ZEO, que ayude a conservar el planeta reduciendo nuestra huella ambiental y al mismo tiempo, respete la vida de los animales y de los humanos.  Para lograrlo, el primer paso es apostar por el consumo de productos libres de sufrimiento animal, sostenibles y saludables.

Gente Vegana destaca por el cariño con el que selecciona sus productos, priorizando la proximidad y calidad de los alimentos. Gracias a ello cuentan con uno de los precios más competitivos del mercado, trabajan para ofrecer el mejor precio. Entienden que, en la cesta de la compra de cualquier persona, debe existir un equilibrio entre una alimentación sana y una economía familiar sostenible.

¿Quieres ganar un lote de productos veganos de Gente Vegana? Participa en el reto Challenge ZEO: https://www.instagram.com/p/CHpT1AenS9F/.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO