En el año 2019 emergió uno de los mayores movimientos a favor de la lucha contra el cambio climático, Fridays for Future o “viernes por el futuro”. Durante un largo periodo de tiempo, cada viernes, miles de jóvenes de entre 14 y 26 años se manifestaron frente a las sedes políticas de sus gobiernos con una petición muy clara: querían que los países, regiones y municipios declarasen la emergencia climática.

De esta forma, presionaban a los políticos a llevar acciones reales e inmediatas para reducir su huella de carbono, que limitasen el uso de combustibles fósiles y apoyasen la transición ecológica.

Los jóvenes de la generación Z hicieron uso de las redes sociales para articular un movimiento global

Gracias a las nuevas tecnologías y las redes sociales, estos jóvenes lograron conectarse desde diferentes ciudades del mundo, y se organizaron para llevar a cabo un discurso coherente capaz de captar la atención de los medios. Estos jóvenes de la generación Z, han sabido aprovechar el poder de las redes sociales para viralizar y globalizar el movimiento; querían mostrar a los dirigentes la necesidad de un cambio.

Actualmente, el movimiento “Fridays For Future” cuenta con representación en más de 7.500 ciudades de todo el mundo. Hoy en día, más de 14 millones de personas han participado en las movilizaciones por el clima pidiendo una mayor ambición climática a los gobiernos y empresas.

El 30 de septiembre de 2019 tuvo lugar la primera Huelga Global por el Clima, una convocatoria histórica para el mundo del ecologismo. Los datos apuntan a una participación global de unos 6 millones de personas en esta manifestación descentralizada.

“El poder de la gente es más poderoso que la gente en el poder. Ha sido la movilización más grande por el clima de la historia, y esto es solo el principio. Es nuestro momento y no vamos a ir a ningún sitio” explicaron fuentes de la organización de Fridays For Future a The Guardian.

Pero no se puede hablar de este movimiento global sin hablar de Greta Thunberg. Para la mayoría de ecólogos y activistas, Greta fue “la mecha que prendió la llama de la conciencia climática”. Esta joven que inició las protestas frente al parlamento sueco, se convirtió en la cara visible del movimiento: una joven de ojos azules, con un anorak amarillo y dos trenzas empezó a recriminar a los políticos que le “estaban robando el futuro” y que “no hay planeta B”.

En diciembre, hará más de un año que se tuvieron lugar estos sucesos. Aun así, con la crisis de la COVID-19, la movilización presencial y visible en las calles se detuvo a escala global. Y ahora todos nos preguntamos, ¿Qué ha pasado con Fridays For Future? ¿Qué ha sido de Greta Thunberg?

La primera huelga global por el clima tras el estallido de la crisis sanitaria

El 25 de septiembre de 2020 tuvo lugar la primera huelga global por el clima tras el estallido de la crisis sanitaria de la COVID-19. Animando a los usuarios a seguir estrictas medidas de seguridad sanitaria y respetando el correspondiente distanciamiento, Fridays for Future convocó a los jóvenes a salir a la calle para pedir que las inversiones que se lleven a cabo durante la nueva normalidad, para hacer frente a la pandemia, estén en línea con los objetivos del Acuerdo de París 2015.

Más de 3.100 manifestaciones en la primera convocatoria de huelga tras la COVID-19

Según apuntaron fuentes del movimiento, se llevaron a cabo 3.100 manifestaciones en diferentes ciudades de todo el mundo. En España, Austria, Polonia, Ucrania, Italia, Kenia o Uganda miles de personas salieron a reivindicar la puesta en marcha de las políticas verdes y compromisos acordados durante la COP25.

Se estima que en algunas ciudades alemanas como Berlín, Bonn o Hamburgo, la participación llegó a las 10.000 personas, debido a que el gobierno anuló una prohibición que limitaba el número de personas que podían asistir a la manifestación.

Greta llama a tratar la emergencia climática como una crisis

Por su parte, Greta Thunberg participó en la protesta de Fridays For Future en el Parlamento sueco (Riksdagen) en Estocolmo. Durante un discurso, Greta aseguró a los manifestantes la importancia de tratar el cambio climático como una crisis. “A menos que tratemos la emergencia climática como una crisis, no seremos capaces de resolverla”.

Otra de las apariciones de Greta Thunberg después de la declaración de la emergencia sanitaria y que parece haber pasado desapercibida, fue su encuentro con la canciller Angela Merkel. El pasado 20 de agosto, Thunberg se reunió con Merkel, acompañada de la eco-activista alemana Luisa Neubauer, para hablar sobre la nueva planificación de la lucha por el clima.

Tras meses de “parada general”, Greta Thunberg no quiso perder la oportunidad de comunicarle a la canciller, que el objetivo de Alemania de abandonar la producción de electricidad con carbón para 2038 le parecía insuficiente. Angela Merkel, por su parte, no dudó en felicitar a Thunberg y a su compañera por el trabajo realizado y “por presionar a los políticos a hacer frente al cambio climático”.

Thunberg dejó claro que Alemania, como uno de los mayores motores económicos de Europa, debía tomar la iniciativa y cesar de inmediato las inversiones en proyectos o iniciativas fósiles. Y es que, junto con Reino Unido, ambos países acaparan el 22% de emisiones GEI de Europa.

La protesta de Greta sigue activa y cada vez logra más acción política

Puede ser que la que fue nombrada “persona del año” por la revista Time en 2019, haya perdido cierta presencia mediática. Aun así, la joven que ahora tiene 17 años, sigue trabajando para promover la acción climática en todo el mundo.

A finales de diciembre de 2019, Thunberg lanzó el libro “Nuestra casa está ardiendo” escrito en colaboración con su madre, la cantante de ópera Malena Ernman, su padre, Svante Thunberg, y su hermana, Beata Ernman. En abril de 2020 donó 100.000 euros, el dinero recibido por un premio de una ONG danesa, a la lucha contra la COVID-19.

Y a principios de diciembre, fue co-protagonista de un momento icónico en el mundo del ecologismo y la lucha climática. Greta Thunberg se reunió telemáticamente con el famoso documentalista y divulgador ambiental David Attenborough. Durante el encuentro, comentaron la importancia de los recursos, para mantener a la población concienciada sobre la importancia de actuar para hacer frente al cambio climático.

A través de sus redes sociales, Thunberg se encarga de mantener la conversación sobre el cambio climático activa, insistiendo en la importancia de reducir las emisiones para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París 2015.

Justamente durante el 5º aniversario de la firma de este documento, fue la encargada de viralizar el hashtag #Fightfor1pointFive mediante un vídeo en el que llamaba a la sociedad a ser “parte de la solución”.

La protesta que inició hace dos años pidiendo a los países acciones y objetivos más ZEO, es ya imborrable y cada vez tiene más fuerza. No sólo entre los jóvenes, si no también entre los adultos, personas influyentes y ancianos, que finalmente están tomando la cuestión climática como una crisis real que pone en peligro la humanidad y el planeta.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO FAN
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO