“Actualmente cada vez más economías están poniendo precio al CO2 a través de mecanismos de mercado” asegura Ismael Romeo, director de SENDECO2. Su empresa se dedica a la compraventa de derechos de emisión y al asesoramiento de aquellas empresas del sector industrial que están obligadas, por el Régimen de Comercio Europeo, a pagar por cada tonelada de CO2 que emiten. 

Entorno a estas industrias y empresas nace el mercado de carbono, “que se está convirtiendo en la tendencia hacia dónde van la mayoría de las economías mundiales”. Poner precio al CO2 es “un incentivo para aquellos que buscan afrontar un cambio tecnológico a favor de la lucha contra el cambio climático” asegura Romeo. 

“Gracias a la aplicación de cambios tecnológicos en sus negocios para reducir emisiones, las empresas emisoras pueden dejar de comprar derechos de emisión o vender los que ya tenían”. Además, “Vendiendo estos derechos también pueden cubrir los costes de estos cambios tecnológicos” aclara Romeo. Un avance para la transformación tecnológica de las empresas y por supuesto, una gran ayuda en la lucha contra el cambio climático. 

Según los datos de emisiones del MITECO, desde 2006 España ha reducido sus emisiones hasta un 60%. Según Romeo, “Este logro tiene relación directa con la normalización y penetración de este mercado de carbonos, con la crisis económica de 2008 y con la implementación de las energías renovables”.

ISMAEL ROMEO

Presidente

SENDECO2

¿Cómo ha afectado el mercado de carbono al nivel de emisiones de España?

El mercado de emisiones está siendo efectivo y se está convirtiendo en la tendencia hacía dónde van la mayoría de las economías mundiales. Actualmente cada vez más economías están poniendo precio al CO2 a través de mecanismos de mercado, impuestos directos o combinando ambas cosas. Este precio ejerce de incentivo para aquellos que buscan afrontar un cambio tecnológico a favor de la lucha contra el cambio climático. 

De esta manera podrán vender posteriormente una serie de derechos de emisión que les permitirán financiar total o parcialmente esta misma reforma tecnológica. Gracias a esta apuesta tecnológica, las empresas dejan de comprar derechos de emisión o bien pueden vender los que ya tenían.

¿Hasta qué punto el mercado actual de carbono ayuda a la reducción de emisiones de CO2?

“Desde 2006 hay 100 millones de toneladas de emisiones menos en España. Este logro tiene relación con la penetración del mercado de carbonos, la crisis y la implementación de renovables”

Ismael Romeo

Presidente, SENDECO

En el año 2006 el sector industrial español emitió entorno a 220 a 230 millones de toneladas. Actualmente está emitiendo entorno a 130/140. Hay 100 millones de toneladas de emisiones menos. Este logro tiene relación directa con la normalización y penetración de este mercado de carbonos, con la crisis económica de 2008 y con la implementación de las energías renovables.

¿Si las empresas pueden vender los derechos de emisión no utilizados, no seguirán las empresas comprándolos y por lo tanto emitiendo CO2?

Sí que es cierto que algunas empresas seguirán comprando estos derechos, pero al final acabarán intentando comprar cada vez menos, porque cada vez les va a costar más caro. Todo esto teniendo en cuenta que cada año hay menos derechos de emisión disponibles. Si no existieran estos derechos de emisión muchas empresas ni se plantearían emprender un cambio tecnológico.

Si no existieran estos derechos de emisión muchas empresas ni se plantearían emprender un cambio tecnológico

Ismael Romeo

Presidente, SENDECO

¿Qué empresas están obligadas a compensar sus emisiones con este sistema de derechos de emisión?

Desde el año 2005 España está dentro del Régimen de comercio de derechos de emisiones de la UE. Todas las industrias intensivas en el uso de combustibles fósiles y por lo tanto intensivas de CO2, están obligadas a controlar y verificar sus emisiones. Al final de cada ejercicio, antes del 30 de abril del año siguiente, tienen que entregar tantos derechos de emisión como toneladas de CO2 hayan emitido. 

¿Cuál es la multa por no hacerlo? ¿Es posible alterar los datos de emisión?

Los datos no se pueden alterar porque están verificados por entidades externas y luego son revisados por los gobiernos de los propios países. Cualquier alteración posible es mínima. Para el sector regulado la multa son 100€ por derecho de emisión y la obligación de comprar la tonelada a parte, de 23€ a 26€ más por cada tonelada. Nadie quiere asumir toda esa penalización económica. Por lo tanto, si una empresa no cumple es porque no puede.

Entonces, ¿Las empresas que no están sujetas al Régimen de comercio también pueden compensar sus emisiones?

Sí, pero a través de otras vías. Hemos de diferenciar que existen dos tipos de mercados de compra-venta de derechos de emisión. Existe un conjunto de empresas sujetas a la directiva europea, el mercado obligatorio que no puede optar por no cumplir, y luego existe el mercado voluntario. Son empresas que no están obligadas a hacerlo porque su nivel de emisiones no es tan elevado, pero voluntariamente deciden medir su huella de carbono y compensarla.

¿En España, qué porcentaje de emisiones se contabilizan?

La gran mayoría. Las del sector obligatorio y las del sector difuso. En el sector obligatorio las emisiones están directamente reguladas por el Régimen de comercio. Las emisiones del sector difuso son todas las demás: Calefacciones en hogares, la agricultura, el sector del transporte, negocios privados, instalaciones públicas… Son todas aquellas que no están sujetas al Régimen de comercio.Todas estas emisiones están medidas en base a estimaciones y se incluyen en el cálculo de las emisiones globales que emiten los países.

¿Qué porcentaje está contabilizado y cubierto de forma obligatoria por el mercado de carbono y que parte se queda fuera?

Según los datos europeos, aproximadamente el 40% de las emisiones provienen de la industria y entorno al 60% son del sector difuso. Por lo tanto podríamos decir que sólo un 40% de estas emisiones han sido compensadas. 

En el caso de España, ¿De cuanto estamos hablando?

España emite unas 350/360 millones de toneladas al año. De estas 350, entorno a 150 son las que están sujetas a directivas, las que emiten industrias y compañías aéreas. El resto entran dentro del sector difuso.

 La mayoría de acciones voluntarias de compensación se realizan en este sector difuso.  Aunque al no ser un mercado obligatorio, no podemos contabilizar cuantas empresas del sector difuso contabilizan y compensan sus emisiones. Una farmacia, un banco o cualquier pequeño negocio que quiera medir su huella, puede compensarla voluntariamente mediante mecanismos alternativos a este Régimen de comercio Europeo.

¿Desde que se instalaron los mercados de carbono se ha reducido la media de emisiones de las mayores empresas emisoras de CO2 en España? 

Sin duda. Los grandes emisores cada vez emiten menos. Dentro de los grandes emisores están las eléctricas, que intentan reducir el uso de carbón y utilizando otras tecnologías alternativas, como las energías renovables.

¿Cómo participan los Gobiernos en el mercado de carbono?

Los gobiernos no participan en esta compra-venta de derechos de emisión. Lo que sí hacen es incentivar políticas que puedan favorecer esta actividad. Todo lo que hay ahora de comercio de emisiones a nivel europeo, viene fomentado por decisiones políticas nacionales y europeas. Los gobiernos no participan pero sí establecen las reglas para que se pueda llegar a cabo.

¿Cuál es el perfil de empresas que compran derechos de emisión en el mercado de carbonos?

Todas aquellas que emitan más de lo que tienen asignado. Hay empresas que no están haciendo mal las cosas pero tienen picos de producción. Tenían asignada una cantidad de derechos en base a una producción y por lo que sea, emiten más. Este perfil de empresas tendrá que comprar derechos. 

La tendencia es que cada vez haya menos asignación de derechos de emisión gratuita y que las emisiones se tengan que pagar desde el inicio del ejercicio productivo”

Ismael Romeo

Presidente, SENDECO

El perfil más clásico es el de las eléctricas, que reciben cero derechos de emisión gratuitos y aunque vayan reduciendo sus emisiones, deben comprar desde su primera emisión. Estas eléctricas, si antes emitían 20 millones de toneladas de CO2 y ahora emiten 12, en lugar de comprar 20 millones tendrán que comprar 12, pero tendrán que comprarlas.

La tendencia es que cada vez haya menos asignación gratuita y que las emisiones se tengan que pagar desde el inicio del ejercicio productivo. Al tener menos derechos, tienes que compensar más cantidad. 

¿Cómo se establecen los precios de estos derechos de emisión?

Los precios se establecen según la ley de la oferta y la demanda. Como todos los mercados, si hay más oferta el precio bajará, si hay más demanda que oferta el precio subirá. En este momento el precio del derecho de emisión está realmente alto, 26,50€ por una tonelada.

El principal problema para la mayoría de industrias es que el precio se ha multiplicado casi por cuatro en relación al precio de inicios del 2018. Es muy difícil adaptar estrategias ante una subida tan abrupta y, desde el punto de vista de los fundamentales, poco justificada. Para una empresa pequeña o mediana que tenga que comprar 10.000 derechos de emisión -por 10.000 toneladas-, el coste puede ser muy elevado y, en algunos casos, inasumible.

Pero las grandes empresas como Endesa, Repsol, Viesgo o Naturgy, si que pueden permitirse comprar estos derechos de emisión…

Estas empresas no reciben derechos de emisión gratuitos por la generación eléctrica, pero se lo pueden permitir porque transfieren una parte importante de los costes del CO2 al consumidor final. El consumidor final no sólo somos los ciudadanos comunes que lo vemos reflejado en la factura de la luz, también son las industrias, que se ven seriamente perjudicadas por el incremento de precios. Éstas no sólo han de cubrir el coste de sus propias emisiones, sino también el coste de las emisiones de sus proveedores energéticos.

Las grandes empresas eléctricas se pueden permitir el coste de los derechos de emisión porque la transfieren al consumidor final

Ismael Romeo

Presidente, SENDECO

Hay algunos expertos que creen que la clave para reducir emisiones sería subir aún más el precio de carbono. ¿Esto no repercutirá, aún más, en elevar el precio de nuestras facturas de la luz?

Correcto. Esto es el pez que se muerde la cola. Al final el objetivo de los derechos de emisión es incentivar el cambio tecnológico. No tiene sentido que el precio sea bajo, pero tampoco tiene sentido que sea disparado. No se puede establecer un precio extremadamente elevado, porque la reacción en cadena es perjudicial. 

Si el precio se dispara, las empresas eléctricas y sobretodo el resto, sufren mucho. Evidentemente, la gente quiere comprar energía al menor coste. Por eso, aquellas eléctricas que consigan emitir menos, repercutirán menos en sus clientes y por lo tanto, podrán ofrecer un precio más ajustado. 

¿Todas las empresas tienen potencial para generar este cambio tecnológico y así dejar de comprar derechos de emisión?

No todas. Para muchas empresas es realmente difícil reducir emisiones porque tecnológicamente están al límite o no hay novedades en este sentido para su actividad productiva. También hay casos en los que hay unos costes marginales muy altos. 

¿Por qué algunas empresas siguen recibiendo derechos de emisión?

Porque si obligamos a estas empresas a que paguen precios desorbitados por sus emisiones se generaría una competencia desleal. Si en Europa se paga una cantidad concreta por cada tonelada de CO2 y por ejemplo, en Marruecos no, al final lo que harán las empresas es trasladar su producción a Marruecos y el problema medioambiental seguiría. Por eso, las empresas que compiten con economías donde no se aplica precio al carbono, y para evitar en parte esa desventaja competitiva, siguen recibiendo derechos de emisión gratuitos. Aún así cada vez se otorgan menos derechos.

Con el mercado de carbono algunas empresas se están gastando millones de euros por sus emisiones cuando antes emitir no les suponía ningún coste”

Ismael Romeo

Presidente, SENDECO

¿Existe algún mecanismo que limite la compra de derechos de emisión a las grandes empresas emisoras?

No existe ningún límite. Pero hay que tener en cuenta que estas empresas se están gastando millones de euros por sus emisiones cuando antes emitir no les suponía ningún coste. Así que, con el mercado de carbono, la mayoría de ellas se plantearán o ya se están planteando una transformación tecnológica. Aunque no exista un límite de compra, la tendencia es que cada vez se están comprando menos derechos de emisión.

 ¿Cree que es posible conseguir una economía ZEO -cero emisiones- tal y cómo funciona ahora el mercado de carbono?

El mercado de carbono funciona bien. La realidad es que la emisión cero no va a existir nunca. Nunca vamos a poder emitir cero, porque los combustibles fósiles siempre van a estar ahí. Lo que tenemos que hacer es reducir progresivamente los niveles de emisión aceptables para la atmósfera, para poder reducir el calentamiento global del planeta.

Europa sólo emite entre el 10 y el 12% de las emisiones mundiales. Para conseguir una sociedad lo más cerca de las cero emisiones posible otras economías importantes deben adoptar medidas similares”

Ismael Romeo

Presidente, SENDECO

¿Ni siquiera con todos los objetivos ZEO -cero emisiones- que se ha impuesto la Unión Europea es posible?

Debido a las nuevas economías y al desarrollo industrial, cada vez hay más emisiones. Los esfuerzos que hace Europa en la reducción de las emisiones, tienen poca influencia en la reducción de este calentamiento global. Europa a nivel continente sólo está emitiendo entre el 10 y el 12% de las emisiones mundiales. Es decir, que todas las acciones que hace Europa revierten sólo sobre ese 10 y 12%. Para conseguir una sociedad lo más cerca posible de las cero emisiones hace falta que otras economías importantes, que ya se están despertando, vayan adoptando medidas similares.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO FAN
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO