En el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la ciencia, es importante recordar la labor de muchas mujeres científicas en la lucha contra el cambio climático. Y es que, aunque legalmente exista igualdad entre hombres y mujeres, existe una evidente división sexual del trabajo que nos hace contar con menos mujeres en la ciencia. En España, por ejemplo, solo el 7% de las niñas se deciden a cursar una carrera científica –según datos de la OCDE-.

Hoy es un día de celebración por ellas, por haber decidido traspasar tantas barreras para dedicarse a la ciencia. Hoy es un día para recordar todas las aportaciones científicas que nos han dado en la lucha contra el cambio climático y la preservación del medio ambiente y el planeta Tierra.

1. Rachel Carson

La científica que descubrió el efecto de los pesticidas en el medio ambiente

La bióloga marina Rachel Carson, fue la precursora del movimiento ecologista en EEUU. A finales de los 50 empezó a estudiar los efectos de los pesticidas utilizados para la agricultura, en el medio ambiente. En la actualidad es conocido que los componentes químicos de la mayoría de plaguicidas emiten dióxido de carbono y óxido nitroso – un Gas de Efecto Invernadero 300 veces más potente que el CO2-, antaño todo esto era un tema tabú.

Primavera silenciosa fue el resultado de casi diez años de exploración de la científica alrededor de los campos de Maryland estudiando el impacto de los pesticidas en la fauna y flora terrestre. Su libro tuvo tanto impacto en la sociedad estadounidense que el entonces presidente, John F.Kennedy, pidió expresamente que su comité científico investigará sus teorías. Mientras la industria química tildaba su libro de “fantasía” e “histeria femenina”, el comité de científicos de Kennedy apoyó las teorías de Carson.

La realidad ambiental descrita por Carson en Primavera silenciosa inspiró un cambio en la política nacional y el gobierno de EEUU prohibió el uso del DDT –que contaminaba los alimentos- y otros pesticidas. Su obra dio paso a los primeros movimientos de base ecologista y a la creación de la Agencia de Protección ambiental de EEUU.

2. Penny Chisholm

El descubrimiento de microorganismos capaces de fotosintetizar la misma cantidad de CO2 que el Amazonas

Esta científica descubrió en 1986 “el microorganismo que hace funcionar el planeta Tierra en secreto”, también conocido como Prochlorococcus. La doctora en biología y oceanografía asegura que estudiando el código genético de estos microbios seremos capaces de reducir la dependencia humana de los combustibles fósiles –los mayores emisores de CO2 del planeta-.

Y es que estos microbios que viven en nuestros océanos son capaces de fotosintetizar grandes cantidades de oxígeno pese a su minúsculo tamaño -0,6 micras-. Este fitoplancton pesa menos del 1% de todas las plantas terrestres, pero es capaz de fotosintetizar la misma cantidad de CO2 que todas las plantas terrestres, incluyendo la selva amazónica –en un año-. El fitoplancton captura cada año, 50 mil millones de toneladas de carbono y alimenta a todo el ecosistema marino.

Penny Chisholm trabaja en el Instituto de Tecnología de Massachusetts para estudiar cómo sacarle partido a los Prochlorococcus en la lucha contra el cambio climático. Chisholm asegura que además de sus grandes capacidades fotosintetizadoras, estos microorganismos son capaces de adaptarse a los cambios de temperatura de los océanos. Se espera que para 2100 estos microorganismos aumenten un 30%, adaptándose a las subidas de temperaturas marinas.

3. Vandana Shiva

La agricultura industrial modifica los ciclos ecológicos

Esta defensora de la soberanía alimentaria lleva años investigando el impacto de la agricultura industrial en el medio ambiente. La científica ha asegurado en múltiples publicaciones que “el cambio climático viene de la ruptura de los ciclos ecológicos”. Shiva ha culpado directamente a la agricultura y la ganadería intensiva de destruir la biodiversidad, sobreexplotar los suelos y contaminar a través de plaguicidas; destruyendo la capacidad del planeta de absorber CO2 y otras substancias que provocan el calentamiento global.

Esta heroína ambiental –reconocida por la revista Time-, siempre ha alertado de los límites que sobrepasa la actividad humana con la industria alimentaria. “Destruimos un equilibrio y nos volvemos dependientes de los ciclos de lluvia –modificados-, que provocan inundaciones o sequías” alertó el año pasado en una conferencia en Donostia.

En 2008 publicó Soil not Oil, un estudio científico que demuestra como el “agrobusiness”, que busca incrementar la productividad de los suelos con fertilizantes y químicos, ha sido uno de los factores que han acelerado el calentamiento global. La mayoría de estos productos utilizan componentes derivados de combustibles fósiles.

4. Kate Marvel

Las nubes como arma de doble filo para el calentamiento global

¿Pueden las nubes ayudarnos a frenar el cambio climático? Esta es la pregunta que intenta responder la física Kate Marvel. Lleva años investigando la relación entre la cobertura de las nubes y el aumento de la temperatura planetaria llegando a la conclusión de que pueden ser un arma de doble filo. Pueden reflejar la energía solar hacia el espacio y mantener frío el planeta, o pueden atrapar el calor y devolverlo a la superficie terrestre: “Las nubes son cruciales en la regulación de la temperatura del planeta”.

En su investigación con satélites documenta cómo se podrían utilizar las nubes que atrapan más calor para mitigar el aumento del calentamiento global. Marvel ha sido una de las únicas científicas en oponerse al uso de la geoingeniería para revertir el cambio climático. En la conferencia TED 2017, se enfrentó a sus colegas para defender los efectos peligrosos de la geoingeniería en la lucha contra el cambio climático. “Reducir la cantidad de luz solar que obtenemos para reducir el aumento de la temperatura del planeta puede ser una problemática que agrave otros efectos del clima como la acidificación oceánica” alegó la física. Marvel aseguró que la mejor manera de frenar el cambio climático es descarbonizando las sociedades y la economía.

5. Julie Palais

Información técnica para comprender los glaciares

Esta glacióloga ha viajado 28 veces a la Antártida y 3 a Groenlandia para estudiar las consecuencias volcánincas en núcleos de hielo. Los estudios de esta científica han generado un amplio conocimiento sobre los glaciares y su importancia en la lucha contra el cambio climático. Sus exploraciones han contribuido a conocer las características y “fisonomía” de los glaciares que regulan parte del clima terrestre.

La labor de Palais, que también es la directora del Programa de Glaciología Antártica, ha sido crucial para entender “no solo lo que pasó en la última glaciación, sino que nos ayuda a tener un pronóstico de lo que podría suceder en el continente antártico a medida que las temperaturas del planeta aumenten”. Y es que, su Programa de investigación descubrió que el calentamiento de la Antártida comenzó hace unos 22.000 años, unos pocos miles de años antes de lo que creía la comunidad científica.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 4,20 out of 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO