La Comisión Europea introdujo, durante el año pasado, un nuevo Reglamento Marco de Etiquetado Energético. Este nuevo etiquetado pretende facilitar la comprensión de la etiqueta y hacer más sencillo al consumidor la compra de electrodomésticos con mayor eficiencia energética, eliminando las subdivisiones dentro de la escala A, que tanta duda han generado.

El pasado 1 de noviembre se comenzó a suministrar por parte de los fabricantes, la nueva etiqueta de eficiencia energética. Ambas etiquetas están conviviendo por ahora, y lo harán hasta el 1 de marzo, cuando entrará en vigor la obligatoriedad de la nueva etiqueta. Llegada dicha fecha, los comercios tienen catorce días laborables de plazo para que los aparatos que expongan al público ya tengan la nueva etiqueta. Los catálogos podrán empezar a preparase antes, pero no se difundirán hasta dicho día.

¿Cómo es la nueva etiqueta de eficiencia energética?

Desde hace 25 años, esta etiqueta de eficiencia energética nos ha ayudado a la hora de comprar los electrodomésticos que menos consumieran, no solo para reducir la factura de electricidad. Hace ya ocho años se introdujeron las nuevas categorías A +, A++ y A+++ y se limitó la escala hasta la F. Sin embargo, este nuevo etiquetado empezó a generar muchas dudas.

A grandes rasgos, esta etiqueta nos informa de la cantidad de energía que consume un electrodoméstico de manera anual. Los aparatos con un mejor etiquetado consumirán menos. La diferencia entre ambos opuestos de categoría puede alcanzar el 70% de consumo.

La falta de claridad de la actual etiqueta

Como hemos comentado, hace ocho años se cambiaron las categorías de la etiqueta, añadiéndose tres subcategorías en la escala A y eliminando la escala G. Sin embargo, esta nueva división trajo muchas dudas a los consumidores. Éstos, pensando que, dentro de la escala A, todos los electrodomésticos eran igualmente eficientes, compraban los más económicos.

Además, el desarrollo de la tecnología ha hecho que las actuales etiquetas A no sean tan eficientes como la gente cree.

La nueva etiqueta de eficiencia energética

Para terminar con estas dudas, la UE revisó y optimizó la categorización dentro de la nueva etiqueta, volviendo a las escalas A a G. Dentro de los cambios introducidos, las categoría A + ha sido eliminada, la actual A++ pasó a ser la C y la actual A+++ es la nueva B. En cuanto al resto, la B pasará a ser la D, la C será la E, la D la F y la E la G.

La clase A de la nueva etiqueta quedará vacía, esperando al desarrollo de nuevos electrodomésticos que mejoren la eficiencia de los actuales. Gracias a esto se sabrá de manera correcta qué electrodomésticos son más eficientes.

Esta nueva etiqueta tendrá un código QR que nos dará acceso a la base de datos de etiquetas de la Comisión Europea (EPREL). Además, las etiquetas de los frigoríficos, televisores, lavadoras y lavavajillas, poseerán pictogramas para informar sobre datos específicos de cada producto como el ruido, la capacidad del aparato, el consumo de agua, tamaño…

Este nuevo etiquetado afectará, por ahora, a los siguientes electrodomésticos:

  • Refrigeradores y congeladores
  • Refrigeradores para el almacenaje de vino
  • Lavadoras
  • Lavadoras-secadoras
  • Lavavajillas
  • Televisores y pantallas electrónicas

En el caso de las luminarias, la obligación entrará en vigor el 1 de septiembre de este año.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO