Del 4 al 7 de abril de 2022 tuvo lugar uno de los eventos más esperados del año: la Feria Alimentaria BCN. Una feria en la que las marcas del sector alimentario muestran sus nuevos productos, compromisos o mejoras en cuanto a negocio, pero también un espacio en el que se debate cómo será el futuro de la industria de la alimentación y del sector de las bebidas.

Este año la sostenibilidad estuvo muy presente en la mayoría de stands y conferencias. Las marcas querían transmitir a sus públicos los planes y cambios que estaban llevando a cabo para reducir su impacto en el medioambiente, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), recogidos en la Agenda 2030.

Precisamente algunos de los lanzamientos más destacados de la Feria Alimentaria 2022, han sido alternativas para poder migrar a una dieta Plant-based -que supone una menor huella de carbono-. Algunos ejemplos son las lonchas de chorizo o jamón que parecen y saben a carne, o la Coliflow, una base de pizza que permite reducir hasta en un 50% el uso de la harina de trigo.

La mayoría de conferencias de la Feria Alimentaria tuvieron en cuenta la sostenibilidad

Por otra parte, en las conferencias también se trataron algunos temas orientados a lograr una sociedad más ZEO. Como, por ejemplo, la necesidad de reducir las emisiones asociadas al sector de la alimentación, la importancia de optimizar la producción agrícola para reducir la huella hídrica o bien la posibilidad de apostar por la investigación y el I+D+i para reducir el uso de recursos.

En la quinta edición 2022 del Foro de Nestlé “Creación de Valor Compartido”, diversos expertos hablaron sobre una solución que podría ser realmente beneficiosa para el Planeta y para reducir la huella ecológica de la alimentación. La agricultura regenerativa va más allá de la sostenibilidad y podría sentar las bases sobre cómo debería ser el futuro de la industria alimentaria.

Desde la Plataforma ZEO asistimos a esta conferencia inaugurada por el presidente de Alimentaria, José Luis Bonet, que contó con la participación del experto Francesc Font, agricultor y formador especializado en agricultura regenerativa. También contó con los testimonios de Eduardo de Miguel, director gerente de Fundación Global Nature y Hélène Papper, directora global de Comunicación y Abogacía del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

Durante su intervención, Francesc Font aseguró que este tipo de agricultura es aún desconocida para muchos.

Sin embargo, “aplicar agricultura regenerativa es todo un cambio de paradigma a la vez que supone hacer las cosas de manera diferente a como las hemos estado realizando en los últimos años. Se podría definir como el conjunto de prácticas, técnicas y principios que permiten regenerar el suelo y recuperar la fertilidad de la tierra”, detalló Francesc Font.

Pero, sobre todo, lo más importante es que “hay que desterrar el mito de que la protección de la naturaleza juega en contra de los intereses económicos”, alertó Eduardo de Miguel. “Las nuevas prácticas de este tipo de agricultura son rentables y aseguran el uso de la tierra durante años. Si pagáramos los servicios ambientales que generan dichas buenas prácticas, posiblemente se abaratarían las producciones de una agricultura sostenible”, concluyó en su intervención.

Para 2030 Nestlé utilizará un 50% de ingredientes que provengan de la agricultura regenerativa

Precisamente algunas empresas como Nestlé ya están apostando por este sistema para lograr una transición ecológica y justa a este tipo de agricultura. En el mismo foro Jaques Reber, director general de Nestlé España, anunció su objetivo de conseguir que, para 2030, el 50% de los ingredientes que utilizan provengan de la agricultura regenerativa

En su propia página web, Nestlé dedica un completo apartado que muestra su nuevo compromiso de lograr una agricultura más sostenible y eficiente:

“Casi dos tercios de las emisiones totales de gases de efecto invernadero de Nestlé provienen de fuera de nuestras operaciones directas, concretamente del cambio en el uso de la tierra y de la agricultura. Por eso la agricultura regenerativa es un punto clave en nuestro camino para alcanzar cero emisiones netas.”

Ahora bien, ¿en qué consiste exactamente la Agricultura regenerativa y por qué puede ser clave para ayudarnos a combatir el cambio climático?

Las bases de la agricultura regenerativa

Según el medio divulgativo Earth Observing System, la agricultura regenerativa consiste en rehabilitar el suelo y mantenerlo productivo el mayor tiempo posible para así evitar la expansión y explotación de otras áreas, como los bosques o la selva.

La agricultura regenerativa tiene como principal objetivo, mantener la fertilidad del suelo. Esta es necesaria no sólo para producir cultivos para el ser humano, sino porque proporciona alimentos para el ganado y otros animales salvajes.

Además de las tierras que ya están siendo cultivadas, la agricultura regenerativa también pone el foco en los territorios abandonados más allá de la agricultura, territorios que han sufrido catástrofes naturales o que simplemente están en desuso.

La reforestación, la restauración, la fortificación de zonas de vegetación, la acuicultura ecológica, etc. La agricultura regenerativa cubre todas estas áreas y prioriza la sostenibilidad ambiental y la salud humana.

Por este motivo, es clave para ayudar a la humanidad a cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones. Porque haciendo más eficiente la agricultura necesitaremos menos recursos, tiempo, energía y materiales para conseguir hortalizas, frutas y verduras de calidad.

Sin embargo, más allá de esta explicación técnica y conceptual, es importante conocer qué cambios y medidas concretas se deben llevar a cabo para lograr aplicar la agricultura regenerativa en los cultivos.

Los 5 pilares de la Agricultura regenerativa

A principios de los 2000, el agricultor Gabe Brown fue uno de los primeros en practicar este tipo de agricultura.

En su libro “Dirt to Soil” (2018) sienta las bases de la agricultura regenerativa a través de su propia experiencia. Y es que en 1991 sus suegros se jubilaron y él y su familia tuvieron que hacerse cargo de su granja de 712 hectáreas ubicada en las afueras de Bismarck, en Estados Unidos.

Tras múltiples pruebas de ensayo y error, Gabe Brown empezó a definir un nuevo modelo para cultivar la Tierra mucho más eficiente, centrado en la importancia de reducir al máximo la huella ecológica y preservar la fertilidad del suelo.

Finalmente, definió 5 principios fundamentales para este tipo de agricultura recogidos en el blog del EOS (Earth Observing System):

  1. Deben eliminarse los tratamientos de campo mecánicos, químicos y físicos. Este principio de agricultura regenerativa se asocia con las técnicas de cultivo preindustriales.
  2. Se deben utilizar cultivos de cobertura durante todo el año evitando suelos descubiertos y mitigando la erosión. Estos cultivos se siembran con el objetivo de incrementar la fertilidad del suelo y la capacidad de retención de agua, aumentar la biodiversidad y disminuir el cultivo principal de posibles plagas. Además, este método de agricultura regenerativa proporciona forraje y material de pastoreo para aves de corral y ganado.
  3. La agricultura regenerativa debe suponer una mejora para la biodiversidad. Por ejemplo, con la rotación de cultivos y las técnicas agroforestales y silvopastoriles, se favorece la proliferación de especies y de polinizadores.

  4. La agricultura regenerativa debe incorporar la ganadería a la producción agrícola.
  5. Debe conservar las raíces vivas de cultivos perennes.

El objetivo de estos cinco principios es garantizar un ciclo de agricultura regenerativa que perdure en el tiempo.

Sin embargo, no son criterios universales y sus combinaciones y aplicaciones dependen de las características específicas de cada región o territorio en el que se cultiva.

Parece ser que la agricultura regenerativa podría ser una opción ZEO -cero emisiones- para combatir el cambio climático. Por este motivo, tanto los medios de comunicación como los eventos o medios especializados del sector le están otorgando cada día un mayor protagonismo.

Porque es fundamental que este tipo de agricultura tan positiva para el Planeta, pueda llegar a las comunidades rurales y regiones de interior más alejadas de las ciudades. Porque esta agricultura no solo puede ayudarnos a combatir el cambio climático y reducir la explotación de recursos, sino que puede ser realmente beneficiosa para los agricultores a nivel económico.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
HAZTE ZEO
close slider

únete a la comunidad ZEO

Mantente al día de las últimas acciones, eventos y noticias ZEO

Información Básica Sobre Protección de Datos:
Responsable: SPONSORING MARACANA SL
Finalidad: Atender sus consultas y/o solicitudes. Acciones comerciales
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de
Datos en nuestra página web, apartado Política de Privacidad

Acepto las condiciones legales y la Política de privacidad