En una nueva era marcada por la COVID-19 y las nuevas tecnologías digitales, parece que gran parte del entretenimiento diario sucede en el salón o el comedor de casa. Las restricciones ocasionadas por la pandemia nos obligan a permanecer en nuestros hogares durante la tarde y/o la noche, dependiendo de nuestro lugar de residencia.

Además, en los últimos años, las plataformas de visualización en streaming se han convertido en una de las formas preferidas de pasar el tiempo. Según un estudio de Streaming Observer de 2019, un usuario promedio de Netflix, pasa 1 horas con 11 minutos al día consumiendo contenidos.

Por este motivo, si destinamos al menos una hora de nuestra vida al entretenimiento en streaming, ¿no sería mejor hacerlo visualizando contenidos que nos ayuden a concienciarnos más sobre el problema del cambio climático?

Si bien hace unos meses desde la Plataforma ZEO recogíamos una lista de los mejores documentales y otra de las 8 mejores películas de ficción sobre el cambio climático, ahora compartimos nuestra selección de series que hacen referencia al cambio climático a lo largo de su trama.

En algunos casos lo hacen de forma directa, mientras que en otros lo hacen de forma muy sutil. A lo largo de la última década, los productores y directores de la pequeña pantalla han incluido el tema del cambio climático en sus historias. Incluso algunos de ellos, han posicionado el calentamiento global como el problema central que ocasiona o da forma a la trama.

En el género de las series apocalípticas, muchas veces observamos como precisamente es el cambio climático, el fenómeno que da pie a una serie de sucesos como la inseguridad alimentaria, los conflictos bélicos, las desigualdades sociales, etc. Algunas series muestran de forma muy dramática cuáles podrían ser las consecuencias del cambio climático si no actuamos de forma inmediata y descarbonizamos nuestra economía.

Las series Cli-Fi muestran escenarios distópicos causados por el cambio climático

De no cumplir con los límites de calentamiento global marcados por el Acuerdo de París (2015), tendríamos que hacer frente a escenarios devastadores en los cuáles la supervivencia del ser humano peligra. El género Cli-Fi, que comenzó con la novela de ficción de El mundo sumergido de J.G Ballar, cada vez tiene más protagonismo en el cine, la literatura, los videojuegos, el teatro o las series.

A través de este género, los espectadores o lectores pueden observar ficciones vinculadas a temas climáticos asociados al ecoterrorismo, el deshielo de los polos o la contaminación. A menudo, se presentan nuevas sociedades que luchan para hacer frente a estos problemas causados por el ser humano.

1. Tribus de Europa (2021)

En esta serie de cli-fi estrenada en Netflix en febrero, el director Philip Koch construye un futuro post apocalíptico producido por un apagón tecnológico, en el que prepondera la escasez de recursos como los combustibles fósiles.

La serie muestra un continente europeo dividido, en el que los límites de los países se han borrado para dar paso a nuevas tribus nómadas e imperios.

Cada una de las cuatro tribus principales se ha adaptado a esta nueva situación de una forma diferente. En esta distopía que sucede en 2074, los personajes principales mencionan en múltiples ocasiones el cambio climático y cómo la incapacidad de hacerle frente, fue una de las razones por las que la sociedad, tal y como la conocían antes, cambió completamente.

El sistema de consumo del pasado, desconocido por los personajes más jóvenes de la serie, es el que ocasionó este fallo en el sistema.

2. Years and years (2019)

Esta original serie británica ha revolucionado a la crítica gracias a su combinación de géneros. Years and Years ofrece una mezcla entre drama familiar, político y futuro distópico, plasmado en la familia Lyons.

La serie abarca una brecha temporal de 15 años, en la que los espectadores siguen los conflictos y retos de cada uno de los miembros de esta familia del Reino Unido. A lo largo de la trama, los personajes principales muestran preocupación en torno al cambio climático y el auge del populismo.

La realidad política del país es inestable y la familia es testigo de toda una serie de cambios a nivel económico, social y tecnológico que afectan al funcionamiento de la sociedad y al planeta.

En esta ficción, Russell T. Davies, nos hace testigos de las consecuencias y fracturas sociales que generará el cambio climático en un futuro no muy lejano. Grandes problemas como el calentamiento global, las armas nucleares, la crisis de los refugiados, el mundo post-Brexit y la digitalización de la sociedad, impactan de forma continua y sorpresiva a esta familia.

Además, en esta serie Edith, compañera de piso de uno de los miembros de la familia, Daniel Lyons, representa el movimiento por la acción climática actual (Fridays for Future). Edith es una activista medioambiental y social que viaja por todo el mundo defendiendo causas incómodas para los poderes conservadores.

3. Occupied (2015)

En esta serie de cli-fi creada por el conocido músico de rock noruego Jo Nesbø, la escasez de petróleo y gas da pie a un importante conflicto internacional.

En un futuro próximo ficticio, la agitación en Oriente Medio y la retirada de Estados Unidos de la OTAN desencadenan una crisis energética. Además, un huracán causado por el cambio climático devasta Noruega, matando alrededor de 800 personas y causando daños físicos y económicos incalculables.

Como respuesta a estos eventos, el Partido Verde noruego llega al poder y un nuevo primer ministro idealista y ecologista pretende desarrollar un Plan para potenciar la energía nuclear como alternativa a los combustibles fósiles. Para propiciar esta transición energética, el propio ministro acaba con la producción de petróleo y gas dejando a miles de familias noruegas sin suministro eléctrico.

En esta serie, que ya suma tres temporadas, se muestra una transición ecológica llevada a cabo desde la tiranía, de forma forzada e injusta dando pie a conflictos políticos y bélicos a lo largo de la trama.

Con este polémico enfoque, Jo Nesbo muestra a los espectadores la importancia de hacer frente al cambio climático y descarbonizar la economía, pero no a cualquier precio.

4. El porvenir (2020)

Esta docu-ficción española narrada por el periodista Iñaki Gabilondo, es una excelente herramienta de concienciación sobre la importancia de actuar para hacer frente el cambio climático.

A través de un innovador formato que combina el género documental con la ficción, “El porvenir” analiza las causas y consecuencias del calentamiento global en España a través de una familia.

En la parte documental, Gabilondo viaja a diferentes puntos de España en los que el cambio climático y la explotación de los recursos por parte del ser humano ha generado importantes daños. El parque natural de Doñana, los Pirineos, la Sierra de Gata o la huerta de Almería, son algunos de los territorios españoles más castigados por la sequía y los cambios en las precipitaciones.

El reconocido periodista de la SER conversa con diferentes científicos, biólogos, expertos y habitantes de los lugares más afectados, que alertan sobre las consecuencias del cambio climático a largo plazo.

En el mundo de la ficción, tres hermanos y la hija de uno de ellos, interpretados por Roberto Álamo, Marián Álvarez, Víctor Clavijo y Stephanie Gil, se reencuentran en la antigua casa familiar tras la muerte de su madre, para ponerse de acuerdo sobre qué sucederá con la herencia. El encuentro tiene lugar en pleno estado de alarma, hecho que les obligará a quedarse confinados en la misma y reflexionar sobre la importancia de hacer lo correcto.

5. La Valla

Esta serie española de Atresmedia tiene importantes referencias a la película de ficción Hijos de los hombres, dirigida por Alfonso Cuarón y protagonizada por Clive Owen. La Valla muestra un futuro distópico en el que el cambio climático ha dividido la sociedad según clases sociales, propiciando una repartición aun más desigual de la riqueza.

En el 2045, la escasez de recursos naturales ha convertido las democracias occidentales en regímenes dictatoriales. La ciudadanía ha perdido sus libertades bajo la promesa de supervivencia por parte de los gobiernos. En España, una valla separara el Sector 1, ocupado por el gobierno y unos pocos privilegiados, del sector 2, el resto de la población.

En este escenario de ficción, una familia emigra del campo -donde ya no es posible subsistir-, a la capital española enfrentándose a las consecuencias del cambio climático: proliferación de enfermedades, inseguridad alimentaria, miedo y muerte.

En esta serie de cli-fi se dibuja un mundo a la deriva perpetuado por el cambio climático y la crisis sanitaria. Sin duda, un reflejo de la época que vivimos en la actualidad.

6. Jordskott

Esta serie de terror sueca ha sido considerada por la crítica como una de las mejores series europeas de este siglo XXI y del género cli-fi. Jordskott narra cómo algunos extraños acontecimientos y desapariciones en la pequeña localidad de Silverhjöd, podrían estar relacionadas con una venganza de la propia naturaleza.

Conforme avanza la trama, los personajes descubren la relación entre estos sucesos y el hecho de que los bosques que rodean el pueblo están bajo el poder de la industria maderera.

En este nordic noir, un género de ficción policíaca generalmente ambientado en Escandinavia y otros países nórdicos, los autores de la serie, Henrik Björn y Aron Levander, casan perfectamente el drama personal de la protagonista con los problemas medioambientales a los que se enfrenta el pueblo.

7. Snowpiercer

En 2013 se estrenó la película Snowpiercer, una obra del género cli-fi que muestra un futuro distópico en el que los últimos humanos de la Tierra viven en un tren masivo propiedad del inventor Wilford. Debido al calentamiento global, el planeta está viviendo una nueva edad de hielo que ha extinguido a casi toda la vida.

En mayo de 2020, la cadena de televisión TNT lanzó un reboot del film bajo el mismo nombre. En la serie se da un reinicio de la continuidad de la película y se sigue la historia de los pasajeros a bordo del Snowpiercer, un tren gigante que nunca se detiene y está dividido por diferentes secciones y clases sociales, siendo la cola, el lugar de más pobre y la cabeza, el más rico.

En este thriller los personajes de la cola viven bajo condiciones sórdidas y se alimentan a base de barras de proteína gelatinosa. Snowpiercer, además de hacer referencia a la explotación del hombre sobre la Tierra y los recursos, cuestiona la guerra de clases, la injusticia social y la política de supervivencia.

8. Juego de Tronos

Sin duda, la historia fantástica de Juego de Tronos no habla sobre el cambio climático de forma directa, ni hace alusión al término científico. Sin embargo, algunos seriéfilos han asegurado que esta increíble y exitosa obra podría encajar en esta lista, debido a las declaraciones que hizo a The New York Times, el autor de los libros George R.R Martin.

Para Martin, los Siete Reinos son un reflejo de la actual situación política y los retos medioambientales actuales: mientras unos juegan al juego del poder, otros sufren las consecuencias. La metáfora es que el cambio climático es como el “invierno que se acerca” en este mundo fantástico. Los caminantes blancos se convierten en un enemigo común que sólo podrá ser vencido si los reinos dejan al lado sus diferencias y luchan juntos.

Además de las series recogidas en esta lista, existen algunas que, aunque no traten la problemática del cambio climático o hagan referencia al mismo, muestran algunos problemas derivados por la huella ecológica del hombre.

Un ejemplo son aquellas series post-apocalípticas que muestran el impacto y las consecuencias de la energía nuclear. Algunas de ellas están basadas en hechos reales, como la miniserie épica de Chernóbil, que dramatiza los acontecimientos que rodearon el accidente nuclear de Chernóbil en 1986.

Otras series muestran futuros post-apocalípticos como Los 100, donde la sociedad debe dejar la Tierra y vivir en el espacio, o The Rain, donde el ser humano huye de una extraña lluvia radioactiva que mata a todo aquel que toca.

Algunas series de ficción también muestran el impacto del hombre en el planeta y la sobre explotación. Un ejemplo de ello es la serie de Netflix Ciudad Invisible, cuya trama combina las historias tribales y mitología brasileña, con la realidad que sufren las comunidades rurales en la Amazonia: la deforestación.

Estos próximos días de Semana Santa, podéis aprovechar para empezar a ver algunas de estas series que, de forma sutil, nos conciencian sobre los efectos que podría tener el cambio climático a largo plazo.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO