Desde hace unos meses en EEUU no se habla de otra cosa que del Green New Deal. Este nuevo concepto ha generado un intenso debate con dos opiniones claramente contrarias: “El Green New Deal es demasiado caro e imposible de asumir” y “El Green New Deal es la única solución al problema del cambio climático”. 

Las movilizaciones y acciones de movimientos a favor del clima como Fridays For Future o Rebellion Extinction, han hecho que la crisis climática empiece a ser un tema obligatorio en la agenda política. En el caso del debate sobre el Green New Deal, la polémica lleva así desde febrero, cuando la congresista demócrata Alexandria Ocasio – Cortez presentó esta propuesta económica para combatir el cambio climático, que aunque parezca reciente e innovadora, no lo es. 

A lo largo de la historia, miles de ecologistas, organizaciones como Green Peace, las Naciones Unidas o la New Economics Foundation británica, han apoyado esta reforma basada en un conjunto de propuestas económicas y políticas profundas para hacer frente a la situación de emergencia climática. 

¿De dónde viene el concepto Green New Deal?

El Green New Deal hace alusión al “New Deal” estadounidense que Roosevelt puso en marcha para acabar con la Gran Depresión. El New Deal supuso una transformación con medidas drásticas, urgentes y estructurales, como la derogación de la Ley Seca, los programas de asistencia social y de ayuda al trabajo y las reformas a los bancos. Una transformación en profundidad del gobierno estadounidense, similar a la que quiere llevar a cabo el Green New Deal de Alexandria Ocasio- Cortez. 

En 2007, el comentarista y periodista Thomas Friedman, fue el primero en acuñar el concepto Green New Deal de manera más teórica. En uno de sus artículos del New York Times escribió: “Solo ecologizaremos el mundo cuando cambiemos la naturaleza de la misma red eléctrica, alejándola del carbón o el petróleo […] Como el New Deal, si emprendemos la versión verde, tenemos el potencial de crear una industria de energía limpia para impulsar nuestra economía”.

Los candidatos del Partido Verde EEUU llevan años incluyendo el Green New Deal en sus programas

En los últimos años, algunos candidatos del Partido Verde como Jill Stein o Howie Hawkings incluyeron el Green New Deal en sus programas electorales. Y es que años antes, en 2006, la red de partidos ecologistas internacional, Global Greens, ya había presentado al gobierno su primera propuesta de política de este programa, el “Green New Deal Task Force”. El documento recogía un plan para conseguir energía 100% renovable para 2030 gracias a la activación de tasas para el carbono, un sistema de garantías laborales, universidad gratis, sistema de salud público y programas públicos de ayuda y financiación.

Ahora es una candidata demócrata, no una del partido verde, la que se hace eco de esta propuesta y la vuelve viral. Algo que nos hace preguntarnos, ¿Si hace tantos años que existe esta propuesta política porque no se había considerado aún? 

Tal y como la propia congresista, Alexandria Ocasio- Cortez, recalca en sus vídeos de campaña, esto sucede porque es ahora cuando “no tenemos elección”. La situación de crisis climática actual requiere medidas drásticas y ambiciosas para combatir la emergencia climática y conseguir una sociedad ZEO -cero emisiones-, sin dejar de lado las desigualdades sociales.

¿Cuáles son las propuestas del Green New Deal estadounidense?

El objetivo principal del Green New Deal es donar una serie de acciones y propuestas para combatir el cambio climático y las desigualdades sociales. Es por eso que la reducción de las emisiones GEI, la renovación de infraestructuras contaminantes,  la eficiencia energética y la generación de empleos verdes son las prioridades de este programa. El Green New Deal ve el cambio climático como una oportunidad para transformar la economía estadounidense a favor del medio ambiente y conseguir así reducir la brecha social actual.

El partido demócrata propone destinar grandes inversiones dirigidas al sector de las renovables y a la reducción de las energías fósiles. También a la economía circular en las empresas, reduciendo así los recursos que se destinan a la gestión y tratamiento de residuos, y a la eficiencia energética, clave en la lucha contra la pobreza y el despilfarro energético.

El Green New Deal destinaría ayudas para la reforestación y la limpieza de ecosistemas

El Green New Deal de EEUU también valora destinar capital público en infraestructuras que ayudarán a combatir las futuras consecuencias del cambio climático. Se requerirán barreras y construcciones para mantener el país a flote durante las subidas del nivel del mar provocadas por el calentamiento global. También ayudas para la reforestación y el mantenimiento y la limpieza de los ecosistemas actualmente destruidos por el exceso de pesca, la plastificación de los océanos o los vertidos contaminantes. 

¿A qué problemas se enfrenta el Green New Deal?

En EEUU, un país históricamente liberal, donde el sector público siempre ha tenido muy poco poder de intervención, este programa resultaría una reforma significativa para la economía y la sociedad del país

El New Green Deal ha generado debate y discusión puesto que necesita una movilización de recursos similar a la de la Segunda Guerra Mundial. También simboliza dar al sector público un poder sin precedentes en la historia de los EEUU. La financiación es el gran problema para que este proyecto económico-político llegue a activarse a la práctica. 

‘Cómo afrontar la financiación’ es el mayor problema del Green New Deal

Y es que para financiar el Green New Deal, sería necesario recurrir al déficit público sin garantías de que el crecimiento económico derivado de este, sea suficiente como para absorber este aumento de deuda pública. Históricamente las grandes inversiones que han transformado las estructuras de los países dan resultados a largo plazo. Es por eso que la congresista Alexandria Ocasio-Cortez apuesta por una financiación del Green New Deal estadounidense similar a la de las guerras mundiales.

Aún así, lo más importante es redirigir todos los empleos vinculados a los combustibles fósiles y la industria del carbono a la ocupación y la formación de empleos verdes. El hecho de tener que empezar a construir nuevas infraestructuras y mejorar la eficiencia energética de los recursos también revertirá a su vez, en el ámbito de la creación de empleo.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO