Por mucho que todavía haya gente que no se lo crea, el cambio climático es algo real, y nos estamos quedando sin tiempo para revertirlo. Por ello, se convierte en algo básico reducir las emisiones de CO2. Si bien es cierto que el parque empresarial e industrial es responsable de la mayor cantidad de emisiones en nuestro país, lo cierto es que, si queremos reducirlas al máximo, hay que empezar desde “abajo”, las emisiones domésticas.

Las viviendas españolas consumen gran cantidad de energía de fuentes no renovables y contaminantes. Si conseguimos cambiar estas fuentes por fuentes renovables, conseguiremos reducir las emisiones domésticas.

Además, hay que tener en cuenta que el precio de la energía en nuestro país es más alto que en el resto de Europa, por lo que los sistemas de energía renovable nos proporcionan una doble ventaja, puesto que la energía que se obtienen con ellos cada vez más barata.

Energía renovable a nivel doméstico

Aunque aún no existen muchas normativas que obliguen a la instalación de sistemas de energía renovable a nivel doméstico, sí que es cierto que existe alguna obligación en cuanto a las viviendas de obra nueva, las cuales deben contar con paneles solares (o cualquier tipo de instalación de energía renovable que cumpla con los mismos requisitos) para dotar de agua caliente a las diferentes viviendas o vivienda.

Este tipo de normativas, así como la cantidad de ventajas que tiene la instalación de este tipo de sistemas a nivel doméstico, ha hecho que se hayan desarrollado adaptaciones domésticas para diferentes tipos de energía renovable, como puede ser la energía solar, la eólica, la biomasa, la aerotermia o la geotermia.

Como hemos comentado, el uso de sistemas de energía renovable a nivel de vivienda tiene un doble beneficio: además de reducir las emisiones, son fuentes de energía más baratas, que pueden permitir, incluso, el autoconsumo.

Tipos de energía renovable que se pueden instalar a nivel doméstico

Placas solares fotovoltaicas

 Este tipo de sistema nos permite alcanzar el autoconsumo, es decir, producir toda la energía que se necesita. Si bien un sistema de autoconsumo puede ser una inversión muy elevada, lo cierto es que una instalación básica de placas solares y una batería nos permite reducir en un 75% nuestra factura de electricidad.

Gracias a un panel solar fotovoltaico se puede transformar la radiación solar en electricidad. Este tipo de electricidad debe pasar por un inversor para adaptar la electricidad al uso doméstico.

Hace años, este tipo de instalaciones era mucho más cara. Sin embargo, el aumento de la oferta así como de la demanda ha hecho que el coste de un panel solar sea un 80% más bajo.

Otro de los elementos de este tipo de sistemas son las baterías solares, en las cuales se puede almacenar energía para usarla cuando no haya radiación solar.

Placas solares térmicas

A diferencia de la energía solar fotovoltaica, con la térmica no podemos obtener electricidad, pero se puede usar el calor del Sol para calentar un fluido y obtener agua caliente sanitaria y calefacción. Con este tipo de sistemas podemos reducir el consumo de energía para esos dos aspectos en un 70%.

Los paneles solares térmicos son diferentes a los fotovoltaicos. En ellos se mueve un líquido que se calienta gracias al calor del sol y que se acumula en un depósito. A este tipo de paneles se les denomina colectores térmicos.

Minieólica

 

Seguro que has visto alguna vez los grandes molinos de viento que hay en los parques eólicos de nuestro país, gracias a los cuales se obtiene electricidad para la Red de Distribución nacional. A nivel doméstico se ha desarrollado una adaptación de este tipo de aerogeneradores, denominado minieólica.

En estos aerogeneradores se transforma la energía cinética del viento en energía eléctrica, pudiéndose alcanzar el autoconsumo.

Hay que tener en cuenta que, para que este tipo de sistemas sea totalmente rentable, la velocidad mínima del viento debe ser de 4 metros por segundo.

Geotermia y aerotermia

Ambos son tipos de sistemas de energía limpia y renovable que se basan en el uso de bombas de calor. La diferencia entre ambas es de dónde procede la fuente de energía.

Por un lado, la aerotermia se basa en el calor presente en el aire para su funcionamiento y se puede usar tanto para obtener agua caliente sanitaria como para calefacción.

Por otro lado, la geotermia se sirve del calor presente en el suelo terrestre. Para poder aprovechar este calor se deben realizar excavaciones en el suelo. Cuanto más profundas sean, más eficiente será el sistema, pero también más caro.

Hay que tener en cuenta que este tipo de sistemas no son totalmente renovables, puesto que consumen la electricidad necesaria para que funcione la bomba. Sin embargo, reducen en un 70% el consumo energético respecto a otros sistemas.

¿Se pueden combinar sistemas de energías renovables?

La respuesta es sí. Si bien la energía solar fotovoltaica y eólica son las únicas que permiten el autoconsumo por sí mismo, también lo podemos conseguir mediante la combinación de varios sistemas diferentes.

Una de las combinaciones más comunes es la de la aerotermia con energía fotovoltaica. Con esta combinación, la hibridación de bomba de calor aire-agua aerotérmica con energía solar fotovoltaica posibilita la extracción total de la energía de fuentes renovables, reduciendo totalmente las emisiones.

Gracias a esta combinación, la electricidad que usa la bomba de calor de los sistemas de aerotermia también sería de origen renovable.

Hay que tener en cuenta que la producción de agua caliente, ya sea para un fin sanitario o de climatización, es el mayor consumo energético de una vivienda. Si conseguimos reducir el consumo gracias a un sistema de aerotermia, nuestra instalación fotovoltaica no deberá ser tan grande, por lo que la inversión económica será menor.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAZTE ZEO
close slider

Conoce las últimas Acciones, Ideas y Noticias ZEO